El Gobierno pone reparos a su intervención por los reclamos del aumento en la luz.

El Gobierno pone reparos a su intervención por los reclamos del aumento en la luz.
Aseguran que desde el Municipio “es muy poco lo que se puede hacer” para evitar que los vecinos paguen las subas. Dicen que “se acompañará” a los reclamos y se juntarán todas las pruebas para reforzar el pedido de excepción de los usuarios. De los más de 800 reclamos, se resolvieron a favor de los frentistas sólo tres.
Después de que la última resolución del Ente Regulador de Energía (ENRE) derivara en los intendentes la recepción de los reclamos de los vecinos que fueron afectados por los aumentos en la tarifa de la luz, ahora desde el Municipio de Pilar comenzaron a poner reparos a la intervención que realizan para definir lo que los usuarios deberán pagar.

Es que en los últimos días, la comuna debió instrumentar los mecanismos para atender a las más de 100 personas que por día se acercaban a reclamar a la Defensoría del Pueblo. Ahora de los reclamos se hizo cargo el municipio pero las soluciones siguen sin llegar.

En ese sentido, el primero en poner el freno ante la llegada de los vecinos que buscan ser eximidos del pago del aumento fue el Secretario de Gobierno, Ricardo Male quien aseguró que desde la comuna “es muy poco lo que se puede hacer.

“Desde el Municipio es muy poco lo que podemos hacer porque son tarifas nacionales y el servicio público es nacional", se despegó Male en diálogo con el programa SOS Noticias (sábados de 11 a 13. Fm Plaza 92.1 Mhz); al tiempo que aclaró: "Pero lo poco que podemos hacer, no es sólo recibir la inquietud de los vecinos sino también ampliar este tipo de reclamos".

Es que desde el Municipio aseguraron que facilitarán a los usuarios el patrocinio legal para reclamar ante la Justicia en caso de no obtener una respuesta favorable a sus pedidos de excepción.

Cabe destacar que de los más de 800 reclamos presentados ante las autoridades del ENRE, sólo fueron resueltos favorablemente sólo tres.

La última palabra

En el mismo sentido que el Secretario de Gobierno se expresó la titular de la Dirección de Defensa al Consumidor, María José Cozzani, quien ahora tiene a su cargo la nueva oficina en la que se reciben las quejas de los usuarios.

“Sabemos que en este tema, la última palabra no la tiene el Municipio. Nosotros acompañaremos y juntaremos todas las pruebas pertinentes para reforzar el pedido del usuario, pero la decisión no está en nuestras manos”, señaló Cozzani.

Sin embargo, ante la preocupación de los vecinos, la titular del área de Defensa al Consumidor aseguró que con el tarifazo “le están trasladando al vecino costos de un montón de inversiones que las empresas no han hecho” y agregó: “si todo estuviera bien y las empresas hubieran invertido, cada uno podría gastar lo que quiera mientras pague el valor del Kw que consuma”.

Comentá la nota