El Gobierno pone plazo para que se cumpla con el censo agropecuario

El relevamiento comenzó en 2007 y gran parte de su desarrollo tuvo lugar en coincidencia con el conflicto por las retenciones. Los productores dejaron de colaborar como parte de las protestas, ahora las entidades financieras están obligadas a exigir el certificado.
El Go­bier­no na­cio­nal fi­jó un pla­zo de 120 dí­as pa­ra que los ru­ra­lis­tas com­ple­ten los da­tos que fue­ron re­que­ri­dos en el 2008. La de­ci­sión se to­mó en ra­zón de las dis­cu­sio­nes en­tre re­pre­sen­tan­tes del IN­DEC y de los ban­cos. Pe­ro las nor­mas que fi­ja­ron la ins­tru­men­ta­ción del cen­so in­cluí­an la po­si­bi­li­dad de que "u­na vez com­ple­ta­do el re­le­va­mien­to, se le exi­ja a to­dos los pro­duc­to­res un cer­ti­fi­ca­do de cum­pli­mien­to con el pro­ce­di­mien­to es­ta­dís­ti­co, pa­ra re­a­li­zar trá­mi­tes tan­to an­te or­ga­nis­mos pú­bli­cos co­mo en en­ti­da­des fi­nan­cie­ras".

El cen­so, ini­cia­do en me­dio del con­flic­to por las re­ten­cio­nes mó­vi­les, fue po­lé­mi­co y mu­chos ru­ra­lis­tas op­ta­ron por no par­ti­ci­par. Por eso cuan­do un mes atrás el Ban­co Cen­tral dis­pu­so ha­cer cum­plir con el de­cre­to 1764/07, los cru­ces por es­te te­ma se pu­sie­ron a la or­den del dí­a, es­ta vez con los ban­cos más cer­ca del sec­tor agro­pe­cua­rio.

El Go­bier­no acep­tó fle­xi­bi­li­zar la exi­gen­cia pe­ro sin re­sig­nar un ob­je­ti­vo cen­tral: que los pro­duc­to­res in­for­men al IN­DEC los da­tos de su ac­ti­vi­da­des de ma­yo de 2010.

La pri­me­ra co­mu­ni­ca­ción del BCRA te­nía fe­cha del 24 de no­viem­bre. Era bre­ve y con­tun­den­te: les re­cor­da­ba a las en­ti­da­des fi­nan­cie­ras que que­da­ban obli­ga­das a exi­gir a to­dos los pro­duc­to­res agro­pe­cua­rios (ex­cep­to a que los que co­men­za­ron su ac­ti­vi­dad des­pués de ene­ro de 2008) el Cer­ti­fi­ca­do de Cum­pli­mien­to Cen­sal "co­mo re­qui­si­to pre­vio a la con­for­ma­ción de cual­quier trá­mi­te".

La nor­ma no hu­bie­se te­ni­do re­per­cu­sión si no fue­ra por el he­cho de que el Cen­so Agro­pe­cua­rio fue vis­to por los pro­duc­to­res co­mo un ele­men­to ex­tra de pre­sión del Go­bier­no, en me­dio del con­flic­to por las re­ten­cio­nes. El IN­DEC ya es­ta­ba in­mer­so en los cues­tio­na­mien­tos por la in­fluen­cia ne­ga­ti­va de Gui­ller­mo Mo­re­no en el or­ga­nis­mo ha­bía co­men­za­do en ene­ro de 2007 y por lo tan­to la des­con­fian­za so­bre la con­fi­den­cia­li­dad de los da­tos re­le­va­dos era al­ta.

Comentá la nota