El Gobierno le pone paños fríos a la puja salarial

El Gobierno le pone paños fríos a la puja salarial
Sergio Massa reclamó "sensibilidad y responsabilidad" a empresarios y trabajadores. La Presidenta "mejorar el consumo" y la CGT "un aumento digno".
El clima por la apertura inminente de las paritarias para la recomposición salarial 2009 comienza a levantar temperatura a medida que pasan los días. Por eso, el Gobierno salió ayer a poner paños fríos a la puja con un reclamo de "sinceridad y responsabilidad" a empresarios y a trabajadores, mientras la CGT y el pedido de "aumento digno" por parte de CGT.

El encargado de realizar la recomendación oficial fue el jefe del Gabinete Sergio Massa, quién además aseguró que el Gobierno trabaja para que "el tsunami que se esta dando a nivel internacional" en relación al desempleo masivo, "no impacte en Argentina".

Massa hizo el llamamiento a las partes involucradas en las negociaciones salariales, luego de que en la víspera la dirigencia de la CGT acusó a sectores empresarios de "extorsionar" con amenazas de despidos y suspensiones, y la UIA calificara de "disparate" el reclamo de discutir subas de haberes, en medio de la crisis global.

El funcionario se manifestó convencido con que si las partes actúan con "sensibilidad y responsabilidad" a la hora de encarar las discusiones salariales se va a "arribar a un buen acuerdo para los trabajadores y las empresas argentinas".

El jefe de ministros se refirió además al alarmante nivel de desocupación que se está dando en el mundo y aseguró al respecto que desde el Gobierno "estamos trabajando para que este tsunami que se está dando a nivel internacional no impacte en la Argentina".

Por su parte, Moyano se quejó porque según sostuvo, "los empresarios siempre son lo mismo con o sin crisis global. Siempre dicen que no tienen plata para pagar aumentos a los trabajadores, por lo tanto vamos a pelear por un salario digno". De esta forma, el jefe sindical ratificó su rechazo a la postura empresaria de negarse a discutir salarios y pidió además "respetar", las fechas de las paritarias.

La presidenta Cristina Fernández también resaltó la necesidad de que los trabajadores tengan "un salario digno para poder seguir consumiendo".

"Salvando únicamente a empresas y bancos no alcanza. Si no se salva a los trabajadores, usuarios y consumidores, la economía se viene abajo igual", advirtió la jefa de Estado.

En la sede de la Unión de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE) la denominada "mesa chica" de la CGT empezó a delinear la estrategia que utilizará a hora de sentarse a discutir con empresarios aumentos de sueldos.

"No vamos a resignar discutir en paritarias, ni los aumentos salariales", advirtió el titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, al inició de la reunión.

Luego tras el encuentro, el vocero de prensa de la CGT, Héctor Daer, aseguró que la central sindical mantiene la tesitura de discutir libremente salarios "sin piso ni techo", además de asumir la "defensa las fuentes de empleo".

"Los empresarios deben sostener el consumo a través del poder adquisitivo de los salarios" señaló Daer y remarcó que en la CGT "creemos que esa es la responsabilidad fundamental que tiene que tener el empresariado".

Tras anunciar que el próximo martes se reunirá el Consejo Directivo de la CGT, para continuar "unificando criterios", remató afirmando que la estrategia que utilizará la CGT de cara las discusiones paritarias "pasa por dos pilares, mantener el empleo y mantener el poder adquisitivo de los salarios".

Comentá la nota