El Gobierno pone más énfasis en los anuncios que en finalizar las obras

El Gobierno pone más énfasis en los anuncios que en finalizar las obras
Programas para energía, transporte, infraestructura, vivienda y educación sufren serios atrasos.
Desde mediados de 2003, la administración kirchnerista anunció la puesta en marcha de numerosas obras de infraestructura que, al día de hoy, se encuentran a mitad de camino o con atrasos muy significativos respecto de los plazos originales.

Demoras licitatorias, diferencias con las provincias que debían aportar plata y terrenos, atrasos en los pagos y ausencia de financiamiento aparecen entre los principales factores que explican las demoras. Un repaso por las "promesas incumplidas" del anterior gobierno de Néstor Kirchner y del actual que encabeza Cristina Kirchner arroja el siguiente panorama en los sectores de energía, transporte y desarrollo urbano, que controla el ministro Julio de Vido.

1 Atucha II

Con una inversión calculada en US$ 700 millones, la terminación de Atucha II se puso en marcha a mediados de 2006 y se prometió su terminación para fines de 2010. Si bien las obras están en marcha, la Secretaría de Energía admitió que la puesta en servicio de la central atómica recién se concretará a mediados de 2011.

2 Refinería General Mosconi

Comenzó a perfilarse a fin de 2006 buscando ampliar la producción de combustibles y reducir las improtaciones de gasoil. Hubo un par de reuniones con las empresas del sector petrolero y se estimó la inversión en torno de los 2.000 millones de dólares, monto que iba a aportar la estatal Enarsa, las AFJP y las empresas. Hasta ahora, lo único que se hizo fue análisis de prefactibilidad.

3 Gasoducto del Nordeste

La construcción, que iba a arrancar a principios de 2006, aún no tiene fecha cierta de inicio. El proyecto original preveía importar del Altiplano hasta 27,7 millones de metros cúbicos diarios de gas a partir del 2010. Pero, como Bolivia no puede garantizar ese volumen, se tuvo que rediseñar el proyecto y el trazado para traer, en una primera etapa, sólo 10 millones de metros cúbicos diarios. No obstante esos cambios, todavía no se han licitado las obras ni la compra de las cañerías.

4 Centrales térmicas

A fines de 2007, Enarsa licitó la compra de cinco centrales térmicas para ampliar la capacidad instalada en 1.700 MW. Con casi un año de atraso, solamente se adjudicaron dos usinas (Ensenada y Brigadier López, en Santa Fe), mientras que las tres restantes quedaron desiertas y sin plazo para ser relicitadas.

5 Yacyretá

Cuando asumió en 2003, Néstor Kirchner había anunciado que las obras pendientes de la hidroeléctrica binacional se iban a terminar en 2007. Después, el plazo se corrió para el 2008 y, posteriormente, a fines de 2009. Hace unos días, las autoridades argentinas de Yacyretá volvieron a reprogramar las fechas. A fin de este año se alcanzará la cota de 80 metros y, en julio de 2010, se llegará a la cota final de 83 metros. Un año después, a mediados de 2011, la central estaría en condiciones de generar a pleno y entregar el 20% de la energía que demanda el sistema eléctrico nacional. En este caso, los atrasos no fueron por falta de fondos, sino por las demandas que plantearon los lugareños que van a quedar bajo el agua por la ampliación del embalse.

6 Tren Bala

Los plazos originales de la licitación indicaban que, para estos días, ya iban a estar en marcha las obras y la fabricación de los equipos ferroviarios. La realidad muestra que el megaproyecto, valuado en casi 4.000 millones de dólares se encuentra ahora en el freezer por falta de recursos. Licitado entre 2006 y 2007, el tren de alta velocidad Retiro-Rosario- Córdoba fue adjudicado a principios de 2008. Pero los créditos privados que arrimaron el grupo Alstom y el banco Natixis se descartaron debido a los elevados costos financieros. Ahora rige una prórroga hasta el mes que viene para que el Estado se expida sobre el destino del proyecto. Lo más probable es que se vuelva a estirar la situación de stand-by hasta el próximo año.

7 Tren rápido a Mendoza

Las obras debían haber empezado el año pasado, pero -por falta de financiación- la apertura de las ofertas se sigue postergando. La prórroga actual expira en julio, pero ya se anticipó que habrá una nueva hasta fin de año. Hay cinco grupos interesados en el negocio que, según el presupuesto oficial, implicará una inversión superior a los 8.000 millones de pesos.

8 Electrificación de los trenes

Prometidas año tras año desde 2003, las obras de electrificación de las líneas Roca y San Martín siguen sin aparecer. En el caso del Roca, están precalificados cinco grupos oferentes. Pero los pliegos técnicos para cotizar las obras, que iban a estar listos a principios de año, aún están en proceso de definición. Por el lado del ferrocarril San Martín, todavía no se llamó a licitación. Y nuevas las nuevas formaciones diesel que iban a llegar de China a fines de 2008, siguen en la nebulosa y sin

fecha cierta de entrega.

9 Soterramiento del Sarmiento

La licitación es de 2004. Tras varios cambios y prórrogas, recién se logró adjudicar la primera etapa de la obra de 1.000 millones de dólares a principios de 2008. Al igual que en el caso del Tren Bala, el financiamiento privado que trajo el consorcio ganador no fue aceptado y ahora se está por cerrar un nuevo esquema de pago con recursos de la ANSeS. Si no aparecen nuevos escollos, los trabajos arrancarían en los primeros meses de 2009.

10 Planes de Viviendas

Entre mediados de 2003 y 2005, se lanzaron tres grandes programas de viviendas (denominados Federal, Urbanización de Villas y Mejor Vivir) para construir, en cuatro años 600.000 unidades habitacionales. Por diferencias que se plantearon con las provincias -que debían aportar los terrenos-, demoras en las licitaciones y atrasos en los pagos, la cantidad de viviendas construidas y entregadas llega a 300.000.

11 Equipamiento Educativo

En 2003, se puso en marcha un plan para construir en dos años unas 700 escuelas nuevas. Seis años después, los datos oficiales indican que de ese total se entregaron 591 escuelas.

12 Autopista entre Rosario y Córdoba

La reprogramación de la obra que se hizo en 2004 había dividido los trabajos pendientes en cinco tramos, para llegar a mediados de 2010 con la autopista terminada. A un año de ese plazo, sólo se encuentran concluidos dos tramos, otros dos recién están en construcción y resta uno que aún no ha sido adjudicado.

Comentá la nota