El gobierno podría decretar la emergencia frente a la creciente del río

El gobernador Arturo Colombi se reunió hoy con su gabinete para supervisar toda la información sobre la creciente del Río Paraná que ya afectó varios puntos de la provincia, incluidas algunas zonas ribereñas de la capital, "estamos en un relevamiento de la situación y asistencia directa a los evacuados", dijo el mandatario. Adelantó que no descarta declarar la emergencia en la provincia si es que la situación tiende a empeorar como marcan los pronósticos.
Esta mañana en su despacho privado de Casa de Gobierno, el gobernador Arturo Colombi, reunió a su gabinete para supervisar la situación hídrica del Río Paraná tras la creciente registrada desde hace más de diez días.

"Estamos en un relevamiento de la situación y asistencia directa a los evacuados y para seguir avanzando en este trabajo necesitamos contar con datos actualizados", dijo Arturo tras la reunión en su oficina.

En contacto con la Dirección de Información Pública (DIP) el jefe de Estado provincial añadió que "los evacuados tienen la asistencia directa de las áreas encargadas de trasladarlos a lugares seguros pero también tenemos que ver la forma en que se da el regreso a sus lugar donde habitan, queremos asegurar física y materialmente a las personas afectadas por este fenómeno", dijo.

Casi en forma simultánea al encuentro de Arturo con sus ministros, en la Sala de Situación de la cartera de Gobierno y Justicia, se realizaba otra reunión con todos los integrantes de la Junta Provincial de Defensa Civil, entidad que nuclea a fuerzas provinciales y federales.

Por su parte, Arturo no descartó declarar –por medio de un decreto- la emergencia hídrica de agravarse la situación, es decir, de continuar la tendencia creciente del Paraná en toda la zona costera de la provincia.

Algo que los pronósticos indican que así será, "de llegar a declarar la emergencia es una vía que acorta los tiempos para obtener ayuda económica destinada a la asistencia", explicó.

Sin embargo el gobernador remarcó el trabajo a nivel local, de hecho en la reunión de esta mañana con sus ministros hubo contacto con el intendente de Paso de la Patria y demás funcionarios de esa comuna; una de las más afectadas por la subida del río hasta el momento.

Para el gobernador antes de avanzar en una declaración de emergencia se deben agotar todos los medios locales, algo que todavía no se produjo debido a que las zonas afectadas son las ribereñas.

Pero al contar con los informes especializados en temas hídricos, las previsiones no son las mejores: "Estamos siguiendo de cerca el monitoreo que se hace de la situación y es necesario que también la gente colabore con los efectivos de las fuerzas provinciales, federales y los integrantes de Defensa Civil de la provincia", pidió el mandatario durante su contacto con la oficia de prensa de la Gobernación.

Se debe a que la problemática en las riberas de la geografía local, radian en los precarios asentamientos que se dan sobre las márgenes del Paraná, "algo que trasciende la coyuntura y tiene que ver con un problema de fondo", evaluó Arturo.

De la reunión entre el gobernador y sus ministros, el titular de la cartera de Gobierno y Justicia, Walter Insaurralde, entregó al mandatario los últimos datos actualizados sobre la creciente del Paraná; explicó además el convenio rubricado en su momento entre el Ejecutivo provincial y la Guarnición Militar local para la utilización de los predios (ex Regimiento Santa Catalina) como centros de evacuación.

Insaurralde también detalló las explicaciones dadas por cada una de las fuerzas provinciales y federales, dadas esta mañana, durante el encuentro que mantuvo la Junta Provincial de Defensa Civil.

A su vez, el mandatario provincial aseguró que cada uno de los organismos provinciales "están en alerta y trabajando", ante la situación y que la misma es evaluada diariamente como así también la asistencia a evacuados.

Comentá la nota