El gobierno no planea subsidiar a locales que debieron cerrar

El gobierno no planea subsidiar a locales que debieron cerrar
"Todo indicaría que entramos en una meseta", dijo Gioja, justificando la decisión de no dar ayudas oficiales al sector privado afectado por la gripe.
"Por ahora en la provincia no habrá ningún subsidio, vamos a ir viendo día a día, hora tras hora cómo se va desarrollando esta gripe A. Todo indicaría que estamos entrando en una meseta y si es así, los locales pronto van a volver a trabajar con normalidad", dijo ayer el gobernador Gioja, al descartar la posibilidad de instrumentar, al menos momentáneamente, alguna ayuda a dueños de boliches, pubs y peloteros a los que el gobierno obligó a suspender sus actividades.

Ayer se conoció que el gobierno de Mendoza otorgará 500 pesos por empleado y que además peticionó para que la empresa de luz reprogramara vencimientos a ese tipo de locales que debieron cerrar para detener un posible avance de la gripe.

En San Juan, el vocero de Energía San Juan, Sergio Gurgui, dijo que la empresa no había recibido pedido alguno al respecto.

Los bolicheros, propietarios de pubs y de salones infantiles son un sector comercial que resultó directamente perjudicado porque el gobierno provincial dispuso el cierre el fin de semana pasado como medida de prevención ante la eventual propagación del virus de gripe porcina.

Pero Gioja descartó ayer que vayan a recibir algún tipo de ayuda oficial. "Los especialistas, tanto los infectólogos como los epidemiólogos aconsejan no suspender las actividades en la medida en que se vaya normalizando la situación, y todo indicaría que estamos entrando en una meseta. Y si esto continúa así los locales no deberían dejar de trabajar, se seguiría con la actividad cotidiana", dijo el gobernador.

Si bien muchos comerciantes ya registran una caída importante de ingresos, la situación no es uniforme en San Juan. Para algunas entidades como CAME y centros comerciales departamentales como el de Pocito, la gripe A ya les produjo un impacto negativo en el bolsillo, causando una retracción en las ventas. Pero desde otras entidades como es el caso del Centro Comercial indicaron que la gente no ha dejado de comprar (ver recuadro). E incluso el titular de la Federación Económica, Carlos Otto, afirmó que en Rawson "las ventas han aumentado porque la gente no se desplaza como antes y está comprando en la zona".

Justamente esa federación realizó ayer una reunión de emergencia en la que se evaluó la conveniencia de que el comercio abra mañana viernes, decretado feriado sanitario por la Nación (ver página 2). "Allí evaluamos todas las posturas y algunos sectores no pueden cerrar, porque si hay empresas nacionales que van a atender al público, las provinciales que cierren se van a ver afectadas. Un peso que la gente gaste en una cadena, se pierde en el comercio minorista", aclaró.

Así las cosas, el gobernador Gioja prefiere evaluar de a poco los alcances de los perjuicios que ocasione el virus, dado que según manifestó ayer en Buenos Aires, al ser consultado, hay una tendencia a que se revierta al avance del virus, a lo que se le suma como prevención la medicación antiviral obligatoria para los que manifiesten algún síntoma semejante al de la Influenza A.

Comentá la nota