Gobierno planea cinco centros de salud nuevos

Se harán con fondos nacionales y provinciales. Dos son para crear puestos en Ullum y 9 de Julio.
INFRAESTRUCTURA SANITARIA

Gobierno planea cinco centros de salud nuevos

Se harán con fondos nacionales y provinciales. Dos son para crear puestos en Ullum y 9 de Julio.

LEONARDO DOMÍNGUEZ Y CLAUDIO LEIVA

--------------------------------------------------------------------------------

El gobierno tiene en carpeta para este año la construcción de cinco edificios nuevos para centros de salud que, en su mayoría, funcionan actualmente en condiciones precarias. Entre los más importantes, están los hospitales de Pocito y de Sarmiento, además del principal puesto sanitario de Chimbas y la creación de uno en 9 de Julio. Se sumarán a dos más que serán inaugurados en marzo y junio en Capital y Rivadavia, respectivamente.

Las obras están dentro del plan 2009 de ampliación y renovación de la infraestructura sanitaria que tiene la provincia -contando los grandes hospitales- y fue diseñado por el Ministerio de Salud, con el OK del Ministerio de Infraestructura. Serán pagadas con fondos provinciales y nacionales y en un caso, hasta se compartirán gastos con el municipio.

Los trabajos proyectados tienen algo en común. En todos los casos se trata de la construcción de edificios nuevos. Dos de ellos para crear puestos sanitarios y en los otros, para centros de salud que hoy funcionan en edificios precarios y que no cuentan con las condiciones necesarias para incorporar nuevos servicios que permitan satisfacer la demanda de los habitantes de la zona.

La decisión de hacer una fuerte inversión en infraestructura de salud tiene que ver, justamente, con este último déficit: la imposibilidad edilicia de ampliar la atención médica en los puestos de la periferia. El secretario de Salud Pública, Enzo González, explicó que "esta gestión tiene el desafío de mejorar los servicios y reforzar con personal los centros de salud, para descentralizar la atención y que no todos terminen yendo al Hospital Rawson".

El déficit quedó en evidencia en la opinión de algunos habitantes y dirigentes de los departamentos con gran minería -Jáchal, Iglesia y Calingasta-. En un relevamiento promovido por el gobierno para trazar un diagnóstico, algunos señalaron que tienen muchas limitaciones para acceder a la atención médica estatal y que en esa materia queda mucho por mejorar.

Las dos obras más importantes a ejecutar por monto de inversión y envergadura son las proyectadas en Sarmiento y Pocito (Ver foto), que en conjunto implican un financiamiento de unos 71 millones de pesos que pondrá la gestión de Cristina Fernández de Kirchner. Con esa plata se levantarán dos edificios completamente nuevos, para que se muden allí los hospitales de cabecera de cada departamento.

En Chimbas, la idea de la cartera que dirige Oscar Balverdi es hacer un edificio nuevo para el Centro Ramón Carrillo. Está frente a la plaza principal del departamento y, según González, "tiene serios problemas edilicios que merecen hacer otro nuevo".

En 9 de Julio se creará un centro de salud y hace falta un edificio para que funcione, que todavía no tiene presupuesto. González contó que el municipio pondrá el terreno y hoy se están haciendo los trámites de sesión. De esta manera, los nuevejulinos contarán con un segundo puesto sanitario en el departamento.

El otro funcionará en el Centro Integrador Comunitario, más conocido por su sigla CIC, del departamento Ullum. El gobierno tuvo que poner recursos propios para seguir con la obra y tiene pensado invertir más plata para montar un nuevo centro de salud que servirá de complemento de los dos que ya existen en el departamento.

Paralelamente, en los próximos meses serán estrenadas dos edificios nuevos que se empezaron a ejecutar el año pasado. Uno es para el Centro de Salud Las Margaritas, en Capital, que costó algo más de 900 mil pesos, cuyo corte de cinta está previsto para el mes que viene. El otro se prevé que será estrenado en junio, destinado para el Centro de Salud San Justo, en el departamento Rivadavia, por un costo que asciende casi a 1 millón de pesos.

Comentá la nota