El Gobierno pisó el gasto en obra pública para sostener el superávit de noviembre

El resultado primario alcanzó los $ 1.916,6 millones, apenas $ 11,7 millones más que el mismo mes de 2007. Los gastos de capital crecieron solo 7%. Preocupa diciembre
Como se preveía, el Gobierno pisó el gasto para mostrar cifras de superávit optimistas. Según anunció ayer el secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa, las cuentas fiscales cerraron en noviembre con un resultado primario positivo en $ 1.916,6 millones, apenas $ 11,7 millones por encima del mismo mes del año pasado pero con una inflación cercana a 20%.

El gasto creció apenas 24% frente al año pasado, cifra que representa una marcada desaceleración. Si bien Pezoa desestimó que el Gobierno estuviera frenando la ejecución de obra pública al remarcar que “de ninguna manera se está bajando la inversión”, el gasto de capital ascendió a $ 1.749,8 millones, contra $ 1.635,9 millones de 2007. Este aumento representa apenas 7%. Y esto puede verse claramente en la página web del Ministerio de Economía, en la que figura que existe una deuda flotante de $ 6.000 millones.

El Gobierno también puso un freno en los gastos corrientes, como las prestaciones a la seguridad social, que apenas subieron 19%, los bienes y servicios, 21%, y las transferencias no automáticas a las provincias y al sector público, que crecieron 9% y 13% respectivamente respecto del año pasado. El único rubro que mantuvo un fuerte ritmo de suba fueron las transferencias al sector privado, que alcanzaron $ 3.594 millones y reflejaron un incremento de 40%. “Todo lo que pudieron frenar lo hicieron. En problema será diciembre”, analizó la directora de Bein & Asociados, Marina Dal Poggetto.

Este mes, el fisco no sólo afrontó el pago de u$s 1.500 millones del cupón atado al rendimiento del PBI, sino que también se afrontará el aguinaldo y los $ 1.000 millones que le costará al Gobierno abonar a los jubilados $ 200 por única vez. Si bien diciembre es un mes deficitario, este año el resultado negativo, tanto el primario como el financiero, se acentuaría, estiman los analistas.

Hasta noviembre, el superávit primario acumulado asciende a $ 36.092 millones, 34,2% más que en el mismo período de 2007. “Este año cumpliremos con la pauta de cerrar con superávit fiscal primario en torno al 3,15% del PIB”, dijo Pezoa.

El superávit financiero alcanzó los $ 1.570 millones y, al igual que el primario, subió apenas 3% interanual. En términos acumulados, el resultado fiscal después del pago de los intereses asciende a $ 24.114 millones, contra los casi $ 14.500 del año pasado.

Con respecto a los recursos, lo que más creció fueron las contribuciones a la seguridad social, que se incrementaron 45% respecto del año pasado. Los ingresos tributarios, en tanto, aumentaron 11 por ciento.

Comentá la nota