El gobierno piensa en un gran ajuste a la Justicia en futura reforma integral de la Carta Magna

El gobierno envió ayer el proyecto de reforma de un solo artículo de la Constitución Provincial. En diálogo con Radio de Cuyo, el ministro de Gobierno explicó el contenido de lo que tiene pensado el gobierno para una futura reforma integral de la Carta Magna.
El gobierno tiene preparados varios proyectos que ajustarán al Poder Judicial en una futura reforma integral de la Constitución Provincial según reveló esta mañana el ministro de Gobierno, Mario Adaro, luego que ayer la administración Jaque enviara a la a Legislatura el proyecto de enmienda del artículo 251 de la Carta Magna mendocina.

Estos proyectos prevén congelar la antigüedad de los jueces cuando lleguen a los 65 años para obligarlos a jubilarse, considerar si los juzgados toman los meses de feria según su eficacia en el trabajo y un tercer proyecto considera la idoneidad de los magistrados rindiendo un examen cada 5 ó 7 años ante el Concejo de la Magistratura para revalidar sus títulos y seguir en el cargo o, de lo contrario, tendrá que ir ante un jury.

Como queda dicho, entonces, el gobierno mandó a la Legislatura el proyecto de enmienda del artículo 251 de la Constitución provincial aunque la idea es llegar a una reforma integral de la Carta Magna.

El ministro de Gobierno Mario Adaro, dijo que "en principio cumpliendo con lo manifestado por el gobernador en la asamblea del primero de mayo, hemos remitido el proyecto de reforma del 221. Hay que aclarar que esto no es la reforma integral, sino una reforma parcial a través del sistema de enmienda que prevé la Constitución y lo que hacemos es adaptar el sistema a la situación electoral actual. Me parece que seguir con la posición de considerar las mayorías del padrón total implica incorporar en la posibilidad que el pueblo de Mendoza pueda decirle un si o un no a la reforma, incorporar ciudadanos que infringiendo la ley no voten y no participan del sistema electoral. Entonces nos parece más real, más adecuado y eso no implica la habilitación directa, sino un mecanismo".

"Por otro lado nos pareció oportuno enviar este artículo porque de las distintas consultas y de este camino a la construcción del consenso, la mayoría de los partidos y también la consulta académica nos planteaban la necesidad o bien de la reforma del 221, o bien plantear a la Corte una nueva interpretación del artículo. Nos parece una cuestión más transparente enviar la reforma de este artículo".

- Sabemos que esta es una reforma vía enmienda, pero conocemos que la idea, según ha manifestado el Gobierno, es una reforma integral. Eso es lo que algunos sectores objetan.

- "Es la idea del Gobierno en la actualidad, pero en realidad lo que hemos hecho es una gran cantidad de proyectos que tenían un mayoritario consenso. Del retorno de la democracia hasta ahora los tres Gobierno radicales plantearon este proceso, en algún momento el Justicialismo también y ha sido rescatar lo que se ha venido construyendo en los últimos 20 o 25 años porque siempre hubo voluntad de reforma pero había mecanismos previstos que hacían casi imposible la reforma.

"Por otro lado el estar enganchada la discusión de la convención constituyente generaba un oportunismo electoral, nosotros queremos evitar ese oportunismo y dar una discusión sincera sobre la reforma constitucional. Muchas veces construir sobre un no positivo terminaba apoyando a los candidatos. Entonces sumaban votos para las candidaturas y para la no reforma. Entonces me parece que esa mezcla hay que desengancharla para que los mendocinos puedan votar si quieren o no una nueva constitución y qué instituto modificarán y eso me parece que es mucho más sano y transparente para el sistema democrático".

– La Corte le había cerrado las puertas a esta interpretación, pero ahora van directamente por el proyecto de ley..

- "Lo que ha hecho la Corte es interpretar la redacción de un artículo y también es cierto que cuando los constituyentes construyeron este sistema había un contexto real adaptado a la realidad, la gente participaba casi en un 100%. Ahora el sistema electoral desde la crisis política del 2001 ha ido disminuyendo la participación de la ciudadanía. Pero también las minorías previstas en su momento hoy son mucho más amplias y entendemos que no es el espíritu de los constituyentes, esto no habilita la reforma integral, lo que hace es sincerar la posibilidad de los mecanismos y también que el pueblo que vota pueda decidir en las mayorías".

– La reforma se intentó en la época de Bordón, Gabrielli, se cayó durante la gestión de Iglesias porque no se lograba el aval de la mitad más uno del padrón, pero no nos podemos olvidar que hubo un artículo que en la gestión de Cobos con el sistema de la doble urna, fue ampliamente avalado por más de la mitad más uno del padrón.

- "Eso es cierto, pero estamos quitándole el oportunismo electoral a una reforma sincera de la Constitución. Ese artículo logró la mayoría porque también tuvo la adhesión de la mayoría de los partidos que participaron en la elección. Como discutir el sueldo de los jueces sumaba votos, todos los partidos adhirieron al si y eso permitió la mayoría. Me parece que no hay que discutir el salario de los jueces, es mejor discutir qué Justicia queremos y no simplemente un artículo de cómo deben cobrar los jueces. Como eso si sumaba votos logró la mayoría, pero por eso le digo que el oportunismo electoral tiñe o afecta la posibilidad sincera de la discusión electoral".

– Si hablamos de la Justicia que queremos …

- "Una Justicia eficiente, que resuelva objetiva, calificada. Me aparece que tiene que ver con eso y por eso el Ejecutivo está enviando proyectos para que se discuta".

- ¿Para que se discuta o para establecer un sistema de contralor para los jueces incumplidores?

- "Hay varios proyectos, algunos tienen que ver con congelar la antigüedad, es decir que no se siga aumentando el sueldo una vez que han cumplido la edad jubilatoria, para que no permanezca en el cargo después de los 65 años y hacer un desincentivo económico para que opten por la jubilación y así se pueda renovar la Justicia en cuanto a los nombres. Después hay otro proyecto para que los juzgados puedan tener o no la feria judicial, es decir los 15 días en julio y los 30 en enero, conforme a su eficiencia con determinados ítems, capacidad de resolución y determinados ítems técnicos…"

– Se piensa en tomarles examen a los jueces cada cinco años y si rinden mal iniciarles un jury?

- "Ese es el tercer proyecto que le iba a comentar y tiene que ver con una exigencia constitucional y está vinculada con la idoneidad. Son cargos con estabilidad constitucional y deben continuarla a lo largo de la carrera. La idea es que los jueces deban rendir cada cinco o siete años un examen ante el Concejo de la Magistratura y si no lo rinden dentro de los parámetros para su aprobación que esto sea causal para el inicio de jury".

- ¿Esto lo charlaron con los integrantes de la Corte?

- "Ha habido charlas sobre la visión de la Justicia y lo seguiremos charlando en distintos proyectos. Probablemente en algunos habrá acuerdo y en otros no. La Corte hace un par de años ha iniciado un proceso de modernización importante dentro de las herramientas que da la ley. Hoy para ingresar a la Justicia se rinde examen, no hay discrecionalidad en el ingreso. Me parece que han iniciado un proceso y estas son herramientas para profundizar ese proceso".

– Estos proyectos hablan de que están muy disconformes con la Justicia de Mendoza.

"No, lo que estamos incorporando son herramientas para colaborar con distintas visiones en este proceso y deberán ser acompañados con una reforma para todo el poder político. El Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial son tres poderes de Estado políticos y esto es un mecanismo más. Por eso creemos que la reforma constitucional debe prever sistemas de control del poder político, del sistema democrático, acciones directas como la revocación de mandato. Lo que estamos haciendo es dar instrumentos para mejorar los distintos sistemas".

Comentá la nota