El gobierno pide "no alarmarse" ante posibles casos de gripe A

El gobierno confirmó ayer que cerró un aula de una escuela privada de la calle Frondizi, en Resistencia, ante el temor de que una de las alumnas que concurren a clases allí haya contraído el virus de la Gripe A, pero instó a la población a "no alarmarse" frente a las informaciones sobre posibles nuevos casos.
"Esto es sólo por prevención, y ahora hay que ver el resultado de los estudios", explicó el ministro de Salud, Francisco Baquero, mientras que la titular de Educación, María Inés Pilatti Vergara, aclaró que las escuelas no pueden por sí mismas cerrar cursos o suspender clases frente a casos gripales inciertos, ya que en esas situaciones es el gobierno el que debe hacer las evaluaciones pertinentes.

Un solo caso confirmado

Baquero y Pilatti dieron una conferencia de prensa en la mañana de ayer, luego de que el domingo causara inquietud la noticia de que un aula del colegio privado Manuel Estrada había sido cerrada por un supuesto caso de gripe A.

"No hay que alarmarse", dijo el ministro, que comentó que los estudios realizados a la niña fueron enviados al Instituto Malbrán, y que recién entonces se podrá saber si fue o no una falsa alarma. Mientras tanto, el Chaco tiene anotado un solo caso de la enfermedad, el de una mujer que la contrajo cuando estaba de viaje fuera de la provincia.

Pilatti Vergara recordó que en las escuelas se realizan charlas informativas y preventivas sobre la gripe y explicó que según los lineamientos sólo se cierra totalmente la escuela cuando el caso es confirmado. Agregó que los docentes que dictan clases en el aula en el que se suspendieron las actividades tienen licencia para las tareas que desempeñan en escuelas públicas por cuestiones de seguridad.

De la conferencia participó también el director de Epidemiología, Mario Echeverría, quien pidió a la población mantener las medidas de prevención e higiene, y que ante cualquier síntoma comunicarse con la Dirección de Epidemiología, sin trasladar a los pacientes, sino esperando que los especialistas lleguen.

Pilatti comentó que también se está trabajando en la capacitación a los docentes, y que ante el conocimiento de un caso den parte a las autoridades de la regional educativa que corresponda.

Echeverría indicó que la sala permanecerá cerrada por una semana siempre y cuando se confirme la enfermedad, y Pilatti se refirió al caso de la escuela que suspendió sus clases en un curso por el caso de una niña que presentó síntomas gripales, indicando que sólo el gobierno puede tomar decisiones de ese tipo.

Ante posibles casos

La ministra de Educación exhortó a los docentes, padres y comunidad educativa en general a mantenerse "tranquilos pero atentos" a la posible manifestación de casos gripales dentro de las escuelas, "donde más que incursionar en el pánico, se deben mantener las medidas preventivas".

"Las directoras y las autoridades escolares deben tomar cartas en el asunto cuando un médico notifique de la sospecha de un caso de gripe. Ante esas circunstancias la docente tiene que comunicarse con las autoridades y automáticamente se producirá la suspensión de las clases en el aula. Pero sólo si el caso es confirmado como gripe A, se resolverá la suspensión de clases en toda la escuela", precisó.

En ese punto enfatizó que "ninguna escuela por sí sola puede suspender las clases en el aula. El circuito debe ser confirmación del médico, informe al Ministerio de Salud, toma de decisión de las autoridades máximas de los Ministerios de Salud y Educación", indicó.

Comentá la nota