"El gobierno perdió la capacidad de escuchar y disentir"

La falta de cohesión que muestra el PJ pampeano alienta a la oposición, que especula con la posibilidad de ganar las próxima elecciones. "Estamos en inmejorables condiciones", afirmó su presidente.
"No hay que apresurarse en discusiones estériles" para perfilar candidatos para 2011, dijo Mauro Pildain, presidente de la Unión Cívica Radical en La Pampa. El dirigente se mostró partidario de promover "el debate real en el terreno de las ideas, y en ese sentido adelantó a LA ARENA que está a punto de darse a conocer la creación de un Instituto de Estudio. Este tendría la tarea de análisis, propuesta y formación "y será abierto y participativo y tendrá que poner en agenda ejes temáticos concretos, que promuevan la participación y el compromiso, tanto de los militantes y dirigentes como de todo aquel que quiera sumarse al proyecto".

- ¿Cómo analiza la situación del vicepresidente Cobos?, ¿no es momento que deje el cargo?

- Entiendo que la reconstrucción del partido radical es una prioridad y en este sentido debemos ser lo suficientemente amplios para seguir reincorporando a nuestra fuerza a todos aquellos que por una u otra razón se alejaron. Se necesita la reconstrucción de una fuerza nacional que pueda ser contrapeso y opción al justicialismo, y estamos en ese camino.

Es verdad que algunos sectores ven con resistencia la reincorporación de dirigentes que en su momento se alejaron, pero desde una posición personal de nunca haber dejado la militancia y compromiso con la UCR, aún en sus peores momentos, tenemos que preguntarnos por qué en su momento muchos lo hicieron. Algunos habrá sido por mera especulación personal, otros por no ver en nuestra fuerza expectativas de recuperación, y otros porque se les negó el espacio. - - Pero hubo quienes pese a lo que usted puntualiza eligieron quedarse.

- Por supuesto que aquellos que nos quedamos podremos decir que custodiamos, pese a todo, nuestro centenario partido. No podrá dejar de reconocerse eso, pero tenemos que ser generosos e inteligentes para reabrir las puertas a todos los que quieran nuevamente luchar y trabajar por nuestras banderas.

- ¿Ser pragmáticos?

-No estoy diciendo que debemos ser pragmáticos, ese es otro tema. Sí que tenemos que incentivar el debate político e ideológico, tanto a nivel nacional como provincial. Más en tiempos de confusión ideológica provocada por el pseudo progresismo kirchnerista, y los alineamientos políticos motivados más por una postura de oposición a tal o cuál, que por una identificación en las ideas.

El kirchnerismo dejará muchas herencias en nuestro país, una de ellas es esta confusión y la utilización de determinadas fundamentaciones ideológicas, simplemente como medio justificativo, que afectará seriamente el carácter simbólico de determinados conceptos, corriendo el peligro que se abra la puerta de esta manera, a los movimientos pendulares a que los argentinos nos vemos cíclicamente sometidos.

Sin pata peronista.

"Lo que planteaba acerca del debate (nacional) también debe darse en el ámbito provincial -afirmó Pildain-. La diáspora justicialista, provoca la misma confusión a que nos referíamos antes, pero además determinados posicionamientos no pueden disfrazar la constitución conservadora del oficialismo, que lo que hace en definitiva es desnudar el verdadero carácter del proyecto kirchnerista".

"En este sentido creo que si bien no es una discusión central sino artificial, Cobos no debe renunciar -acotó-. Los mandatos están para ser cumplidos y las diferencias sobrevinientes son eso, diferencias en la derivación del proyecto, pero el mandato es con el pueblo y a eso debe ceñirse el vicepresidente. En todo caso Cobos deberá someterse, si quiere ser candidato por el radicalismo, a la voluntad de una interna que se realizará el año que viene".

- Pareciera que faltaran otros referentes fuertes en el radicalismo.

- Es momento también de promover la competencia para la consolidación y construcción de liderazgos, esto lo necesita el partido imperiosamente. Figuras como la del senador Ernesto Sanz o Ricardo Alfonsín deben tener la oportunidad de trabajar, e incluso de presentarse el año que viene si así lo desean, para que democráticamente elijamos quién está en mejores condiciones de liderar un nuevo proyecto, previa discusión de lo que mencionaba antes.

- ¿Piensan en acuerdos? El fracaso de la Alianza fue estrepitoso.

- Es otro debate que debemos darnos a nivel nacional, la política de acuerdos con otras fuerzas políticas. No nos podemos permitir fracasar y en este sentido la cohesión política en el marco de las ideas pero también en el marco de una necesaria coincidencia en la praxis política es requisito fundamental.

- ¿Es necesario la "famosa" pata peronista?

- No creo en la necesidad. Está demostrado que no tiene efectos prácticos y termina por debilitar políticamente al conjunto. Lo que sí debemos plantearnos es una discusión respecto de nuestra relación con el ejercicio del poder, la concepción del poder por un lado y por otro generar un debate abierto que nos permita a todos los argentinos ir hacia una profundización democrática del abordaje del conflicto.

Proyecto colectivo.

- ¿En La Pampa cómo deben encarar el camino hacia el 2011?

- Estoy convencido que debemos profundizar el camino de movilización partidaria, y generar los mecanismos que nos permitan también motivar el debate abierto, y llamar a nuevos actores que amplíen nuestra base de sustentación. El año 2010 debe ser para darle valor agregado a lo conseguido. Hemos avanzado mucho pero el peor error que podemos cometer es adelantar los tiempos, poner el carro delante del caballo y enfrascarnos en discusiones internas por candidaturas que nada bien nos van a hacer. Tenemos que entender que debe darse un proceso natural de posicionamiento político de los dirigentes partidarios, y que oportunamente eso va a determinar quién o quiénes están en mejores condiciones de liderar el proyecto de gobierno.

- ¿Cómo se encara todo eso?

- Creo firmemente en los proyectos colectivos, no hay nadie autosuficiente que por sí sólo puede hacerse cargo de un nuevo proyecto, y por otra parte debemos generar la voluntad colectiva que nos permita llegar al gobierno para transformar lo dado.

Hoy tenemos un Estado que ha olvidado su rol y rompió su relación con la sociedad, y también se da una actitud desde el poder que ha perdido la capacidad de escuchar, de disentir, de discutir desde el respeto hacia el que piensa distinto, hacia la sociedad en general. Ahí tenemos los ejemplos concretos de Canal 3 y su falta de pluralismo, o la discusión acerca del Tribunal de Cuentas, o la respuesta dada a los achenses respecto de Fiasa. En todos estos casos la respuesta del "poder" es a través del uso del recurso de la chicana o la desconsideración y descalificación del otro.

- ¿Entonces en qué momento está la oposición?

- Hasta ahora hemos demostrado que estamos en un proceso inverso al mostrado por el oficialismo gobernante. Si antes la interna radical se disputaba en terrenos que terminaban por afectarnos, hoy hemos avanzado y es de esperar que seamos inteligentes para continuar en esta senda. Las diferencias internas deben saldarse en los ámbitos adecuados y en los tiempos oportunos.

Por otra parte vemos como el oficialismo está embarcado en un internismo que es prueba del fin de una época. Las diferencias políticas vistas como insalvables tanto adentro como con los sectores justicialistas que se encuentran afuera, permiten visualizar un escenario electoral similar al presentado en las últimas elecciones legislativas. Pareciera que la repetición de un escenario con una tercera fuerza de carácter justicialista es lo previsible, esto en mi visión aumenta nuestras chances y disminuye las del oficialismo. En este sentido si somos capaces de mostrar un proyecto político sólido, coherente e innovador nos pone en inmejorables condiciones de provocar el cambio político en el 2011.

Comentá la nota