"No gobierno para un grupito de sindicalistas", dijo Daniel Giacomino

El intendente afirmó a Cadena 3 que "no hay una guerra" con el Suoem. "Necesito ordenar de una vez las cuentas de la ciudad y por eso eliminé las horas extras", afirmó. Los servicios municipales están resentidos por protestas de trabajadores.
Hoy fue un día complicado para los vecinos de la ciudad de Córdoba, que debieron soportar nuevas medidas de fuerza de los empleados municipales.

Esta vez protestaban por la implementación -a partir de mañana- del decreto 1.228 del Ejecutivo comunal, que dispone la eliminación de las horas extras y de las prolongaciones de jornadas para algo más de 2.000 empleados.

"Yo no gobierno para un grupo de sindicalistas -dijo Giacomino- sino para más de 1,4 millones de vecinos", le dijo a Cadena 3 durante un acto oficial en el centro de la capital cordobesa.

El jefe comunal aseguró que "no está en guerra" con los empleados pero que "de una vez por todas" debe "ordenar las cuentas del Municipio para brindar un buen servicio a los vecinos".

Giacomino confirmó que sigue la negociación con la Nación de los Aportes del Tesoro Nacional (subsidios) con el ministro del interior Florencio Randazzo y que espera que "antes de fin de mes" llegue alguna ayuda nacional.

Ese dinero sería destinado a pagar los aguinaldos, que hasta hoy se aboonarán en dos cuotas.

Además, indicó que la Provincia también le ofreció adelantar parte de la Coparticipación "tal como se hizo en diciembre".

El intendente encabezó un acto en la Iglesia de las Teresas y del Museo Juan de Tejeda, en el marco del Plan del Recuperación y Puesta en Valor del Centro de la Ciudad, que se realiza en conjunto con el Gobierno de Córdoba.

"Lo que hoy estamos inaugurando sí es una buena noticia, es una alegría", dijo, sonriente, Giacomino, para quien seguramente hoy también fue un día complicado.

Comentá la nota