El Gobierno pagó $ 2,3 millones por boletas atrasadas de EDECAT

A pesar de sostener que es una empresa privada, la Provincia autorizó la asistencia a la distribuidora por un monto final de 23 millones de pesos.

E l Gobierno liquidó 2,3 millones de pesos a favor de Cammesa, la compañía que administra el mercado mayorista de electricidad, en lo que constituye la primera cuota del préstamo destinado a saldar la deuda de EDECAT con la entidad. Cada mes, la Provincia aportará fondos para cubrir la totalidad de lo que la privatizada –intervenida por directores nombrados por Eduardo Brizuela del Moral- debe a Cammesa por facturas atrasadas. Luego de una negociación, la compañía aceptó realizar una quita en los intereses, por lo que el monto final se cerró en 23 millones de pesos.

La asistencia oficial a la empresa se da aún cuando funcionarios sostuvieron en reiteradas oportunidades que EDECAT era privada y que sólo estaba administrada por responsables designados por el Gobernador. En julio, el subsecretario de Servicios Públicos, Rafael Assante, decía que "la deuda de la distribuidora está circunscrito al ámbito de la empresa", para luego sostener: "Es una obligación de la empresa y uno de afuera no debe interferir".

Sin embargo, a medida que pasaban los meses y la deuda se hacía más importante -llegó a casi 30 millones de pesos-, Cammesa advirtió que iniciaría reducciones de tensión y cortes como una manera de sancionar a la firma.

Fue por eso que la Provincia salió a cubrir con fondos de las arcas públicas ese monto, lo que sumó un nuevo gasto a lo que ya había implicado retomar el control de la operadora.

El mes pasado, el área de Hacienda firmó un contrato de "mutuo dinerario" con EDECAT, para realizar los depósitos correspondientes.

Según este acuerdo, al finalizar el pago de la deuda, la empresa deberá comenzar a saldar estos pagos con la Provincia.

Comentá la nota