El Gobierno paga u$s 2.000 millones y busca financiamiento para 2010

Además, a fin de mes Economía debe pagar otros u$s 376 millones de intereses del bono Discount. A su vez, enviarán a la SEC la oferta del canje en los próximos días
Luego de una semana de euforia en los mercados a raíz del decreto que le dio luz verde al canje, el Ministerio de Economía tiene listos para desembolsar mañana u$s 1.500 millones correspondientes a los cupones atados al crecimiento del PBI registrado el año pasado. Con esta operación y el pago de u$s 376 millones de intereses del bono Discount, que vencen a fin de mes, el Gobierno cerrará el año en materia financiera y se focalizará en conseguir los fondos para cumplir con los pagos de deuda de 2010.

La cartera que dirige Amado Boudou tiene cerrada la brecha de este año desde hace algunos meses, ayudado por los préstamos de organismos internacionales, los adelantos transitorios del Banco Central, la colocación de títulos en el resto de los organismos del Estado y los u$s 2.500 millones girados por el Fondo Monetario Internacional (FMI). El desafío se presenta para el año próximo, cuando las necesidades de financiamiento rondarán los u$s 13.000 millones, descontando la renovación de vencimientos de deuda intraestatal.

Los cupones ligados a la evolución del PBI fueron ideados por el equipo del ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, para volver más atractiva la oferta de canje de 2005. Y el instrumento fue muy atractivo debido a los altos niveles de crecimiento que tuvo el país entre ese año y 2008. Tanto es así que el equipo de Boudou incluiría el pago de los cupones abonados en esos años en la propuesta de reapertura del canje, que anunciaría en aproximadamente un mes.

Este instrumento paga por una renta especial por el crecimiento que se registra por arriba del 3,3% del PBI del año anterior. En los dos últimos días de la semana pasada se vivió una euforia por esos cupones, cuyos precios subieron hasta casi 13% –en el caso de los bonos en dólares– debido a una fuerte ola compradora impulsada por el avance en el proceso del canje de deuda en default que el Gobierno está llevando adelante. Según los analistas del mercado, los inversores que tienen cupones en su poder salieron a comprar más, en coincidencia con la publicación, el jueves pasado, del decreto que habilitó formalmente la operación del canje de deuda de los u$s 20.000 que todavía permanecen en default. Pero a su vez advierten que debido a que este año la economía argentina no crecerá en la magnitud requerida, el próximo año no habría pagos de estos cupones.

El decreto publicado el jueves habilita a Economía a iniciar un trámite administrativo ante la Securities Exchange Commission (SEC) que autorice a la Argentina a emitir deuda por hasta u$s 15.000 millones. Fuentes de Economía señalaron que ese monto incluye los nuevos bonos que el país colocará en el mercado norteamericano a cambio de los que están en cesación de pagos, pero afirmaron que también prevé futuras colocaciones para obtener financiamiento.

A partir de este decreto, el Gobierno enviaría a la SEC entre esta semana y la próxima la oferta técnica y luego de lograr su aprobación, el equipo económico estará en condiciones de realizar el road show y ofrecer la propuesta a los acreedores.

Comentá la nota