“El Gobierno y la oposición deben sentarse a buscar gobernabilidad”

Santiago Montoya, el sabueso de la recaudación bonaerense, pidió al gobierno nacional que busque una mesa de diálogo con los líderes opositores para “asegurar la gobernabilidad económica y fiscal”.

Las siguientes son algunas respuestas que dio en una entrevista con El Cronista:

–Ante la crisis, ¿cuáles son sus planes para sostener la política fiscal?

–Si queremos proteger la economía, se necesita una mesa política del gobierno nacional con los principales líderes de partidos opositores para asegurar la gobernabilidad económica y fiscal. Periodistas, intendentes y hasta algunos gobernadores me piden un mecanismo para que la crisis no se vea en la recaudación. Y ¿qué sistema mágico puede sacarse de la galera un loco en un área de recaudación para que no se note una crisis que es mundial? Ese diálogo sería una muestra de madurez política a 25 de años de democracia, y es una propuesta que me inspira la vocación al diálogo del gobernador Daniel Scioli. Nos falta asegurar la gobernabilidad económica y fiscal, para que no quede a merced del gobierno de turno y de cualquier proceso electoral. El cortoplacismo político es el verdadero motivo de que los capitales se fueran de la Argentina. Mi conejo de la galera no es más la Ley Penal Tributaria, sino un acuerdo de gobernabilidad, en especial en materia fiscal, y van a venir todos los capitales del mundo.

–¿Cómo cree que impactará esta situación en la recaudación bonarense?

–Indudablemente la crisis va a tener impacto, aunque creo que todavía está más en el terreno de las expectativas que en el real. Pero las expectativas también juegan y se postergan las decisiones de inversión, de gasto y de empleo. De todos modos, esperamos mantener un sendero firme de la recaudación. Pienso que se va a mantener, pero moderando las expectativas de aumento.

–¿Se notó el parate de la actividad económica a través del cobro de impuestos?

–Se observó algún trastorno en la recuperación de pagos desde noviembre y también en la recaudación del Impuesto a los Sellos, que demuestra que el mercado inmobiliario se ha resentido.

–¿Y la sequía y los menores precios de los granos?

–El campo paga el 1% de Ingresos Brutos por la producción, por lo que el impacto directo es sólo de algunas decenas de millones. Pero se perderá mucho más a través de los efectos indirectos, como la menor compra de insumos y de maquinarias que pagan más impuestos, ya que el campo tiene un efecto multiplicador.

–¿Cómo espera que golpee a la administración tributaria un eventual fallo de la Corte en contra de los embargos sin intervención judicial?

–Yo veo que la Corte siempre tiene en cuenta antecedentes internacionales, y no hay ningún país que cobre los impuestos que no use estos mecanismos. Pero, además, los embargos de la AFIP y los nuestros no son iguales. En la provincia se hacen después de que ya hay un juicio iniciado. Por eso, pienso que ese fallo no le produciría ningún perjuicio a la administración bonaerense.

Comentá la nota