Gobierno ofrece 10% de suba salarial a estatales

Gobierno ofrece 10% de suba salarial a estatales

El Ministro Sadir afirmó que la Provincia no tiene posibilidades de un incremento mayor por su delicada situación.Reveló que en la actualidad con todos los recursos que recibe no llega a cubrir la planilla salarial de los empleados.

En el marco de las negociaciones salariales, se cumplió ayer una nueva reunión entre funcionarios del Gobierno el provincial y los referentes del Frente Amplio Gremial y el Seom, a los cuales se propuso una recomposición salarial de 10%, a pagarse en dos tramos: 6% desde julio y 4% en octubre. Desde el sector sindical elevaron una contrapropuesta por lo que se pasó a un cuarto intermedio hasta el viernes.

Al encuentro, que tuvo lugar en el SUM del Ministerio de Desarrollo Económico, asistieron dirigentes de los 22 sindicatos que componen el FAG, y los ministros de Hacienda, Carlos Sadir y Trabajo, Jorge Cabana Fusz.

Tras la suspensión de la última reunión, finalmente el Ejecutivo provincial oficializó su propuesta salarial, que se basa en tres ejes: aumento salarial, de asignaciones universales y del piso salarial.

"El primer eje de nuestra propuesta es un incremento del 6% a partir de julio y un 4% desde el 1 de octubre, es decir un aumento del 10% en total", expresó Sadir.

En segundo lugar, agregó, a partir del 1 de julio el piso salarial ascendería de 8060 a 8860 pesos, "de acuerdo a lo que se establece a nivel nacional".

Finalmente, el aumento de los tramos para la liquidación de las asignaciones familiares, de manera tal que la por hijo para todos los empleados en general, "no disminuiría de ninguna manera porque este aumento los haría a algunos pasar a otro tramo, modificaríamos las escalas para que sigan percibiendo la misma asignación como lo venían haciendo hasta ahora".

En esa línea, Sadir explicó los porcentajes ofrecidos se realizarán sobre los montos básicos que actualmente se liquidan, asegurando nadie va a cobrar menos de $8860, aunque haya conceptos que varían las liquidaciones de acuerdo a los convenios existentes.

"Esto es lo mejor que podemos ofrecer. Inclusive habíamos hablado de algo distinto, hemos tratado de mejorarlo, pero las posibilidades financieras del Estado son delicadas", señaló el titular de Hacienda, agregando que para hacer frente al aumento salarial "la Provincia va a necesitar financiamiento de otro lado".

El ministro recordó que los recursos con los que hoy en día cuenta la Provincia (coparticipación y provinciales), incluso no llegan a cubrir las obligaciones salariales existentes. "Estamos hablando de los netos, más los aportes y contribuciones, eso dificulta muchísimo pensar en los aumentos, aún en este que hemos propuesto. Por eso, este aumento nos va a llevar a la búsqueda de financiamiento para poder hacer frente", dijo. De concretarse esta oferta, la recomposición salarial por este año alcanzaría el 20% en total.

Contrapropuesta de los gremios

Todos los gremios rechazaron la oferta salarial por “insuficiente” y presentaron una contra propuesta, por lo que las negociaciones pasaron a un cuarto intermedio hasta este viernes.

“Lo que propone el gobierno nos parece un despropósito con todas las subas de los productos de la canasta básica y de los servicios que tuvimos en los últimos meses”, expresó Luis Cabana, de Upcn.

Sobre la contrapropuesta, dijo que consiste en que “se aplique el 10% sobre los haberes de junio, avanzar en una suma fija de $1300 como compensación del desfasaje entre las recomposiciones salariales y el proceso inflacionario del 2016”. También, avanzar en el tema de las asignaciones familiares, “adecuarnos a lo que cobran los empleados públicos a nivel nacional de $1.246 y que se respeten los tramos, así como el aumento del piso salarial que desde enero está en $8.060. Pedimos que el piso salarial sea incrementado en un 20% para que llegue a $10 mil, ya que en los $8.860 estaríamos aplicando un 10% y es injusto para los que tienen menores ingresos”. Otro planteo, agregó Cabana, es avanzar con la “cláusula gatillo”, de manera tal que si la inflación supera el 20%, automáticamente la diferencia se aplique en los salarios, lo que debería negociarse a partir del 10 de septiembre.

La contra propuesta también plantea la reactivación de la “Comisión de Blanqueo”, fundamental para mejorar el haber jubilatorio de los empleados públicos provinciales.

Coment� la nota