El Gobierno oficializa ayuda financiera para las terminales

Los principales fabricantes de autos recibirán dinero del ANSeS que deberán destinar a financiar la producción de nuevos modelos. General Motors será la primera
Dos días después de que se den a conocer los planes para la compra de viviendas y terrenos que, con dinero del Anses, ofrecerá el Banco Hipotecario, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner volverá a utilizar la Casa Rosada para un nuevo anuncio, esta vez relacionado con la industria automotriz, pero que también involucra dinero del organismo a cargo de cuidar los aportes de los jubilados.

La cita será el próximo jueves a las 11 de la mañana en el remodelado Salón de la Mujer. Hasta allí llegarán los máximos ejecutivos de las automotrices locales, fabricantes de autopartes y concesionarios.

De la propia Cristina escucharán que el Gobierno tiene previsto destinar cerca de $ 500 millones para apuntalar la producción de nuevos modelos que las terminales tienen en carpeta desarrollar en sus plantas argentinas.

El dinero será canalizado por un fondo fiduciario del Anses. A su vez, el organismo que preside Amado Bodou otorgará a las terminales líneas de crédito a tasas más accesibles que las del mercado. Este anuncio se suma a los planes de incentivo a la venta de autos y a los subsidios salariales otorgados por el Ministerio de Trabajo a trabajadores de varias automotrices.

La punta de lanza de estos nuevos créditos del Anses para financiar proyectos de inversión será General Motors, una de las terminales que primero sufrió el impacto de la crisis mundial por el desplome de la demanda y que debió encarar un proceso de readecuación de sus operaciones.

De todos modos y a pesar de que la crisis también golpeó fuerte a su casa matriz, mantuvo los planes locales, aunque debió recurrir a la ayuda oficial por la falta de crédito privado, difícil de conseguir en épocas como la actual.

Fuentes oficiales adelantaron que recibiría del Gobierno entre $ 150 y $ 200 millones para complementar los $ 500 millones con que financiará la producción en su planta de Rosario de una nueva familia de autos compactos conocidos hasta ahora como Proyecto Viva.

La fabricación del primer integrante de esta gama se iniciará en el último trimestre y su venta antes de fin de año. El nombre se conocerá en junio y tendrá un componente cercano de piezas locales que el Corsa.

La intención de la compañía es fabricar entre 10.000 y 12.000 unidades este año, pero se contempla que sea un modelo con un alto grado de producción.

En 2008, GM alcanzó un récord de ventas con más de 95.400 unidades; produjo 111.875 unidades y exportó 70.255.

Sergio Chodos, número dos de la Anses, es quien negoció este préstamo para General Motors.

Pero no se descarta que el jueves próximo la Presidenta incluya a otras terminales en el anuncio. Una sería Peugeot, que también negocia, hasta ahora sin suerte, una línea crediticia oficial para lanzar dos modelos. La automotriz francesa tiene previsto producir localmente el nuevo 308 y otro vehículo para Citröen.

Cristina también podría mencionar planes para sectores estrechamente ligados a la suerte de las terminales como autopartistas y concesionarios.

En el caso de los primeros, todavía existen dudas sobre si darán el presente teniendo en cuenta el malestar evidenciado por algunos fabricantes de piezas por entender que los créditos irán a financiar modelos que tendrán poco componente nacional.

Comentá la nota