El Gobierno niega sobresueldos, pero no detalla cómo paga viáticos

José Pihen, titular del Sindicato de Empleados Públicos (SEP) de Córdoba disparó la polémica cuando el viernes 14 de este mes denunció que en el Gobierno provincial se pagarían sobresueldos a ministros y otros funcionarios de la planta política.
Pihen, incluso, apuntó durante aquella manifestación callejera que habría que estar atento a lo que ocurre "los días 20 de cada mes", en alusión a que para esa fecha se efectivizarían los plus por encima de los haberes.

El sindicalista no avanzó luego en mayores precisiones sobre su grave denuncia; acotó la embestida a la presión que ejerce el SEP en el marco del reclamo de aumentos de salarios.

Pero desató una ola de interpretaciones. Mientras desde el mismo sindicato dicen que hay "varias formas" de pagar sobresueldos, un exponente de la oposición –que pidió reserva de su nombre– confió a este diario que ese plus se efectivizaba en dinero contante y sonante cuando Schiaretti era el vice de José Manuel de la Sota, quien gobernó hasta diciembre de 2007.

"Se daba a los ministros y secretarios unos tres mil pesos por encima del sueldo establecido", comentó el dirigente, hoy con un cargo en la Legislatura.

Otra fuente del SEP, ligada a la conducción de Pihen, reveló que la remuneración extra puede venir en formato de "viático" o "gastos de representación", sobre los cuales los funcionarios no están obligados a rendir cuentas.

Desde la óptica sindical, algunos llegan a evaluar un "sueldo en negro completo" como ingreso extra para la tropa ministerial de la Casa de las Tejas.

Viáticos

El secretario General de la Gobernación, Ricardo Sosa, negó que la administración abone "gastos de representación", aunque admitió el cobro de "viáticos" que, dijo, están contemplados por decreto.

Sosa precisó que la remuneración de bolsillo de un ministro es de alrededor de 8.600 pesos por mes, mientras que la del gobernador asciende a unos 10 mil pesos.

"Los ministros no tienen gastos de representación; los viáticos están establecidos por decreto desde siempre. Si alguien viaja a Buenos Aires, se le paga el pasaje y, además, un viático diario para alojamiento y comida. Después está el viático dentro de la provincia, que es para toda la administración pública", comentó el funcionario.

Pese a que este diario lo consultó en dos oportunidades respecto del monto y la manera de liquidación de los referidos viáticos fuera de la provincia, Sosa no brindó esa información.

Sobre la versión que da cuenta de que durante la gestión de De la Sota se pagaba dinero extra al margen del recibo de haberes, el funcionario contó que él, como integrante de aquella administración, nunca lo cobró. "Yo no tuve esa suerte", ironizó.

Falo también niega

Marcelo Falo se desempeñó durante el segundo mandato de De la Sota como secretario General de la Gobernación. También negó de plano que por esos días se hayan pagado "sobresueldos".

–¿Durante el gobierno de De la Sota los funcionarios recibían unos tres mil pesos extras "en negro"?

–No, eso es una canallada, una acusación de alguien que quiere embarrar la cancha.

–¿Y viáticos?

–Eso está normado para todos los empleados públicos de todos los niveles. Cada repartición tiene bien claro qué viáticos corresponden a cada uno.

–¿Se pagaban gastos de representación?

–Mientras yo estuve en el gobierno, nunca se pagó a ningún funcionario. Es más, he escuchado decir que se pagan "sobres", pero eso es mentira.

Lo que nadie negó es el pago del rubro "viáticos", aunque por ahora el monto no fue revelado desde ningún canal de información del Gobierno.

Primero la denuncia, después el silencio

Planillas y aumentos

Comentá la nota