El Gobierno negó un freno en la obra pública

Dice que se cumplirá con todo lo previsto
El Gobierno negó ayer que existiera un freno en la inversión en obra pública en el conurbano bonaerense y anunció que se cumplirá con el plan para el sector lanzado a fines del año pasado.

Por medio de un comunicado de prensa, la Secretaría de Obras Públicas desmintió parte de una nota publicada ayer en LA NACION, en la que se informó que no se cumpliría con las obras que no se habían licitado antes del 30 de julio pasado y que no habría fondos para nuevos proyectos. El comunicado fue acompañado por otro, firmado por una docena de intendentes del Gran Buenos Aires, en el que también se negó que se hubiera paralizado la obra pública.

Ninguno de los comunicados desmintió la información que indicaba que no habría fondos para nuevos proyectos. LA NACION obtuvo los datos para la nota de fuentes técnicas de los ministerios de Infraestructura de la Nación y de la provincia de Buenos Aires y de siete intendentes del conurbano, que pidieron la reserva de sus nombres para evitar presiones de la Casa Rosada. Esas mismas fuentes confiaron anoche que el comunicado que firmaron ayer fue una exigencia del secretario de Obras Públicas, José López.

En la Secretaría de Obras Públicas, no respondieron a las consultas de LA NACION previas a la publicación de la nota. En el comunicado enviado ayer, se informa que el plan lanzado en diciembre de 2008 "avanza según la planificación prevista".

"Durante el primer semestre de 2009 -continúa el comunicado-, se ejecutó el 51% del presupuesto anual de la Secretaría, lo que representa un nivel de ejecución acorde con la etapa del año. Además, al presupuesto original de 2009 se han sumado fondos extras que representan un incremento de un 50% del mismo."

Comentá la nota