El Gobierno negó más ayuda a Santa Rosa y peligra el pago de sueldos

Una comitiva de ediles estuvo en el Senado.La Provincia asegura que no puede darle otro auxilio extra. Ahora, la comuna sólo cuenta con su propio fondo anticrisis. Recién para diciembre podría llegar asistencia.
El municipio de Santa Rosa está en bancarrota y no tiene plata para pagar los sueldos de sus empleados. Ayer todos los concejales y el intendente interino vinieron a Mendoza a pedir un nuevo salvataje financiero. Pero el Gobierno dijo que no habrá más ayuda para el departamento porque ya hizo uso de todos los anticipos que podía. Por ahora el único recurso que les queda es echar mano del Fondo Anticíclico Municipal.

La profunda crisis institucional que vive Santa Rosa parece interminable. Los ediles destituyeron al intendente Sergio Salgado y ahora la conducción provisoria de la comuna no tiene cómo afrontar las deudas y obligaciones municipales. La misión de los ediles era conseguir antes del viernes 1,6 millón de pesos para pagar los sueldos.

Pero por ahora no tienen resultados positivos y la crisis se agrava. Para colmo de males, de la primera cuota de la coparticipación del mes de noviembre los santarrosinos no vieron ni un centavo: el Gobierno provincial la acreditó, pero todo el dinero fue embargado para pagar un juicio laboral.

La Provincia dice que será inflexible y que no otorgará más asistencia.De hecho Santa Rosa ha recibido al menos tres anticipos de coparticipación y ya no tiene margen para seguir adelantado recursos. También ha recibido ayuda de adelantos del Tesoro.

El Ejecutivo provincial ha dejado crecer el conflicto y por ahora se niega a reconocer al intendente López. Aún tienen esperanza de que la Suprema Corte declare nula la destitución y que regrese a Salgado al cargo.

El conflicto llegó ayer a la Legislatura. El intendente interino y los concejales fueron pedirle a los senadores que intervinieran frente al Ejecutivo porque el viernes no podrán pagar los sueldos. "Hemos pedido una audiencia con el Ejecutivo y nadie nos ha atendido", dijo José López, a cargo de la intendencia. Sólo tuvieron eco en la oposición.

El senador demócrata Guillermo Magistretti propuso un proyecto de resolución para pedirle al Gobierno que atendiera la situación de Santa Rosa.

"No podrán pagar los sueldos, hay una grave situación social. Tienen vehículos en reparación, que no podrán retirar si no efectúan los pagos", se quejó el senador. Con la oposición actuando en bloque, los senadores aprobaron una resolución para citar a representantes del Poder Ejecutivo para buscarle soluciones al tema.

Luego de esa reunión, la comitiva santarrosina se reunió con el ministro de Gobierno, Mario Adaro. Curiosamente, los dirigentes del Este se enteraron en esa reunión que el municipio tiene un fondo anticíclico de 405 mil pesos y que estaban autorizados para usarlo. También se llevaron como respuesta un "no" a una ayuda extra.

"El Gobierno le ha transferido todos los recursos en tiempo y forma. Y no se pueden anticipar fondos del año que viene. No podemos hacer una excepción con un municipio porque deberíamos darle a todos", explicó Adaro.

Una de las versiones que circulaba entre los ediles es que el Ejecutivo quiere "apretar financieramente" a SantaRosa para luego intervenir el municipio. Adaro desmintió ese rumor y aseguró que "no pasa por la cabeza de nadie intervenir el departamento. Nosotros hemos hecho todo lo que teníamos que hacer. Ellos tienen que reflexionar sobre cómo se evoluciona institucionalmente en Santa Rosa para que salga de esta situación", opinó el ministro político.

Antes del viernes Santa Rosa debe conseguir el dinero para sueldos y también afrontar el pago a proveedores. El impacto en la zona es importante debido a la influencia del empleo público.

Por ahora sólo cuentan con el uso del fondo anticíclico comunal. Desde la próxima semana podrían ser transferidos nuevos fondos provinciales con la cuota del FAM (Fondo de Ayuda Municipal), lo poco que les quedará de coparticipación (por el descuento de adelantos) y la posibilidad de que se pague la parte que le corresponde de los 25 millones de la asistencia financiera prometida por Jaque, aunque en teoría ésos últimos recursos no pueden ser usados para pagar sueldos.

Claro que en esa comuna es frecuente desvirtuar esas normas. Según el informe presentado ayer, ya se usaron más de 700 mil pesos para obras en gastos corrientes.

Diciembre será peor, pues deben pagar además del sueldo los aguinaldos. La cuenta a pagar asciende a 2.280.267 pesos.

Comentá la nota