El Gobierno nacional frena devolución de impuestos a exportadores frutícolas

La AFIP aduce que como exportan a paraísos fiscales no se les puede devolver el IVA. Tampoco se les reintegran los reembolsos por puertos patagónicos.
Lo atribuyen a una decisión política nacional contra todo el complejo agroindustrial. En julio se firmará la prórroga de exportación a Brasil.

Neuquén > El gobierno nacional suspendió este año los reintegros de impuestos a los exportadores y los reembolsos por el uso de puertos patagónicos a los exportadores de fruta y esgrime que la razón es que para vender al exterior se usan países que son considerados paraísos fiscales.

Amén de los problemas financieros derivados de la crisis internacional, las dificultades para acceder a préstamos, se suma esta decisión política que perjudica a las empresas de la norpatagonia, según reveló el presidente de la Cámara Argentina de Fruticultores Integrados (CAFI), Juan Martín Rosauer.

El empresario informó que en julio se va a firmar un convenio bilateral con Brasil que prorroga por dos años más el acuerdo para que siga funcionando el sistema de control contra la carpocapsa, que básicamente consiste en la presencia de un inspector brasileño en la región, al tiempo que indicó que al cierre de esta temporada el balance es dificultoso para las manzanas pero estable para las peras.

En diálogo con LU 5 Agro, el empresario indicó que el tema de los reintegros y reembolsos había sufrido un retraso en el 2008, de 5 o 6 meses, pero este año están totalmente frenados.

Los reembolsos corresponden al 5 por ciento de los valores que se exportan y los reintegros del IVA son importantes porque, en el caso de la fruticultura, casi todo se exporta. Cuando venden fruta no facturan IVA pero lo tienen que pagar cuando adquieren insumos.

"En el 2008 había un atraso pero este año están prácticamente cortados, salvo unas pocas empresas que han podido cobrarlos, lo que pone a las firmas en una situación financiera muy difícil", dijo.

Y agregó que "a la crisis internacional hay que sumarle las dificultades en obtener créditos y el Estado que no paga, y el cliente del exterior que envía menos dinero, por lo tanto es un tema de muchísima preocupación".

Rosauer atribuyó el fenómeno a una decisión política hacia el agro a nivel nacional. La UIA indicó que son unos mil millones de dólares lo que se adeuda a todo el complejo exportador argentino.

"Se puede asociar con una cuestión electoralista. Cuando se exporta, se paga el 5 por ciento, y queda a la espera que el Estado devuelva. El año pasado la espera era de 4 o 5 meses y este año, no hay plazos y de hecho aún nos están debiendo reintegros del año pasado", dijo.

Agregó que Ricardo Echegaray, administrador de la Administración Federal de Ingresos Públicos, AFIP, manifestó que no se pagaban los reintegros porque los exportadores estaban exportando a través de paraísos fiscales.

La lista de paraísos fiscales son 60 países entre los que están incluidos Uruguay, Bélgica, los países del norte de África donde la zona está exportando mucho.

Explicó que hay situaciones en las que empresas muy grandes por exportar un contenedor a algún país de estos quedan trabados todos sus reintegros, no solamente los que corresponden a ese contenedor, sino todo lo que tenía para cobrar. "Es una situación anormal", subrayó.

El empresario regional sostuvo que no está prohibido en la legislación argentina exportar a esos países, y que la AFIP presume que, porque uno exportó a alguno de esos países, automáticamente está delinquiendo y no corresponde que le paguen ningún reintegro.

"Ellos prometen estudiar caso por caso y determinar a quién le van a pagar y a quién no. Lo cual es inviable en la práctica, puede llevar mucho tiempo para que liberen los pagos. Es una decisión política, más que otra cosa", aseguró.

Fin de temporada

El titular de la CAFI dijo que al término de la actual temporada de exportación a ultramar de fruta se puede indicar que hubo una situación dispar entre las peras y manzanas. En esta crisis internacional, las peras se encontraron con un mercado en el que había un menor stock en el hemisferio norte, en Europa.

Sostuvo que "las ventas se realizaron, no normalmente, porque la crisis está afectando, pero en peras afectó menos que a las manzanas. En manzanas nos encontramos con un mercado en el hemisferio norte con mucho stock entonces se hizo muy difícil en los últimos dos meses".

Esto hizo disminuir los volúmenes y los precios. Reveló que hubo mercados que comenzaron a reactivarse como el ruso, pero que va a haber dificultades y va a depender mucho de la variedad.

Brasil

A juicio del exportador regional, Brasil parece ser un país diferente al resto del mundo porque la crisis lo afectó menos. El año pasado se pagaban 2,5 reales por cada dólar y ahora está en dos reales por dólar.

"Eso hace que para los mismos reales pagan en dólares un poco más y eso a nosotros nos sirve y los valores que se ofrecen en esa plaza son buenos. Está bien que se vende un porcentaje importante, no el mayor, pero se mantuvo y eso es una buena noticia", indicó.

Agregó que el convenio del Sistema de Mitigación del Riesgo vence en octubre de este año y que, como ocurrió en los dos últimos años, la renegociación llevaba un tiempo durante el cual los exportadores no podían vender. Pero este año, se hizo una negociación global que incluyó cítricos, bananas y fruta de pepita.

El viernes se firmó un preacuerdo que se refrendará en julio, mediante el cual se prorroga el acuerdo por dos años, lo que le da tranquilidad al sector.

Rosauer dijo que "el segundo semestre el mercado brasileño es el mercado de exportación más importante para nosotros y no podemos darnos el lujo que se nos caiga".

Comentá la nota