"El Gobierno Nacional no está percibiendo la realidad de lo que sucede en el interior"

El campo expresó su "bronca" en Coronel Suárez
En asamblea, CARBAP resolvió solicitar la realización de medidas de fuerza ante la falta de soluciones. El vicepresidente de la Sociedad Rural de Azul, Rodolfo Premoli, quien asistió al encuentro, dijo ayer que "creo que esto va a seguir así, porque el Gobierno no está percibiendo la realidad de lo que sucede en el interior. Desconoce que hay despidos y muestra una falta total de ganas de implementar políticas para el sector".

El jueves se realizó en Coronel Suárez la asamblea de CARBAP que resolvió pedir a las entidades del agro medidas de fuerza para febrero y marzo. EL FENIX/BENITO JUAREZ

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) se reunió en Coronel Suárez el jueves pasado para debatir acabadamente sobre la crítica realidad sectorial y manifestar su profunda decepción por la falta de avance en las soluciones.

En la reunión, que contó con la presencia de productores de Azul, se resolvió solicitar a la Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias una firme postura en pos de la defensa de una política agropecuaria que contemple la sustentabilidad de la producción nacional, de los productores y de las comunidades del interior.

El Consejo Directivo que sesionó en Coronel Suárez, con la asistencia de presidentes y delegados de 63 sociedades rurales de Buenos Aires y La Pampa, estableció que Confederaciones Rurales Argentinas proponga en Comisión de Enlace realizar un cese de comercialización de productos agropecuarios el 19 y 20 de febrero y, de no haber solución a los reclamos, efectuar un nuevo cese de comercialización el 5 y 6 de marzo.

En tercer lugar, apoyar la realización de un gran acto en Córdoba para el día 14 de marzo.

CARBAP, entidad de donde depende la Sociedad Rural de Azul, entiende que el gobierno "continúa soslayando y dilatando las soluciones, reconociendo su incapacidad y negativa para darlas y sólo entretiene al sector aplicando una política de desgaste, mientras el tiempo transcurre y la grave situación se profundiza".

A su vez, sus integrantes emitieron un comunicado de prensa donde manifestaron que "el anormal accionar de la ONCCA se agrava día a día por la difícil situación climática que malogra siembras y resiente la actividad ganadera y lechera".

También hicieron hincapié en "el reclamo de urgente medidas para la liberación de las exportaciones de carnes, de granos -muy particularmente de trigo y maíz- y de igual modo en materia lechera no ha sido tenido en cuenta".

Ante la falta de definición, luego de un tiempo más que prudencial, por parte del Gobierno a los problemas sectoriales como así también la dificultad que se observa en la Secretaria de Agricultura, Ganadería y Pesca para tomar decisiones frente al avance en el diseño y ejecución de erróneas políticas por parte de la ONCCA, desde la entidad del agro remarcaron que "se han agotado los tiempos de espera de un sector que pacientemente esperó el diálogo y respuestas a sus reclamos".

En el comunicado emitido por CARBAP, también recordaron que "la sequía ha agravado profundamente las consecuencias de la falta de políticas".

---

"Estas medidas no sirven para nada"

---

Consultado el vicepresidente de la Sociedad Rural de Azul, Rodolfo Premoli, quien asistió a la reunión de Benito Juárez, dijo a este diario que, a su entender, "esto va a seguir así, porque el Gobierno no está percibiendo la realidad de lo que sucede en el interior. Desconoce que hay despidos y muestra una falta total de ganas de implementar políticas para el sector". Agregó que "la sequía, si bien se suma a los problemas del campo, está actuando de catalizador para el aumento de la bronca de los productores, pero esto viene de mucho antes".

Respecto a las últimas medidas anunciadas por el Gobierno -declaración de la emergencia agropecuaria-, Premoli consideró "no ayudan al sector porque hay productores pequeños a los que la eximición de bienes personales no les sirve porque no los pagan, hay muchos productores que no pagan Ganancias porque no las tendrán debido a la sequía y aquellos que sí pagan el impuesto ya hicieron los anticipos, o sea que estas medidas no sirven para nada".

El dirigente también se refirió al piso mínimo de faena, opinando que "lo tuvieron que sacar porque no quedaba otro remedio, ya que los criadores están sumamente complicados y debían sacar los animales de los campos para evitar su muerte por falta de pastura".

Finalmente, Rodolfo Premoli remarcó que "el productor, lo poco que tiene lo usa para subsistir. Ha caído la superficie sembrada y los rendimientos han caído notablemente".

Comentá la nota