El gobierno nacional le daría un préstamo a Barillari para que cancele deuda salarial

A poco de cumplirse las 48 horas del paro total que llevaban adelante disntintos sindicatos portuarios en apoyo a los 300 fileteros despedidos semanas atrás de la firma Barillari SA, los gremialistas levantaron la medida de fuerza luego de que se anunciara un préstamo que ronda el millón de pesos y que será otorgado por Nación al empresario para que afronte la deuda salarial que mantiene sus empleados.
Para aceptar ese dinero, Franco Barillari deberá reincorporar a los trabajadores y ponerlos en relación de dependencia. Los operarios afectados continúan con la huelga, mientras que los gremios se encuentran en estado de alerta y movilización permanente por considerarla “una salida momentánea”.

Como consecuencia de las gestiones realizadas por el Intendente Pulti y el secretario de la Producción, Ing. Horacio Tettamanti, en conjunto con autoridades del Ministerio de Trabajo de la Nación, se acordó el otorgamiento de un préstamo con dinero del Tesoro Nacional con el fin de que el empresario Franco Barillari cancele la deuda salarial que mantiene desde hace dos meses con 270 fileteros.

La iniciativa fue aceptada por todos los gremios marítimos que habían iniciado este jueves un paro total por 48 horas, y se resolvió concluir con la medida a las 17 de este viernes. No obstante, los operarios de la empresa en conflicto junto con el personal de la playa de camiones de la firma continúan con la protesta.

En diálogo con 0223.com.ar, el secretario Adjunto del SOMU, José Salomón, explicó que se acordó finalizar con el paro porque “hay un piso de solución a través del Gobierno Nacional y estaría bajando desde el Tesoro Nacional un préstamo para que Barillari cancele la deuda que tiene con sus empleados”.

En ese sentido, el dirigente aclaró que se trata de “un préstamo que después Barillari deberá devolver a la Nación, siempre y cuando dé las garantías que sean necesarios y cumpla con las condiciones que estableció la Presidenta de superar la Conciliación obligatoria, reincorporar a todos los trabajadores, regularizarlos y ponernos en relación de dependencia”.

Si bien señaló que hubo una “conformidad general” ante la iniciativa, Salomón advirtió que permanecen este “estado de alerta y movilización permanente, porque esta es una solución momentánea y queremos ver qué sucede ahora que se está haciendo todo lo posible para conservar la estabilidad laboral de la gente”. “No queremos que les quiten los cupos de pescado ni los permisos, sino que mantenga la estabilidad laboral”, insistió.

“Ahora –añadió- Barillari se va a tener que aggiornar a las condiciones de este país. Pedir que sea un empresario serio, responsable y que pague buenos sueldos es imposible, entonces queremos que sea consciente y coherente de que este conflicto se puede solucionar si todos ponemos voluntad”.

Comentá la nota