Gobierno y municipios acuerdan iniciar juntos acciones.

La gobernadora Fabiana Ríos y los intendentes Jorge Martín, Federico Sciurano y Claudio Queno, acordaron gestionar ante Nación medidas que eviten mayores consecuencias en la provincia de la crisis internacional con el fin de salvaguardar los niveles de empleo. En Casa de Gobierno analizaron los primeros «coletazos» y advirtieron que la constante migración interna complica la situación.
USHUAIA.- El Gobierno provincial y los municipios de las tres localidades acordaron abordar en forma conjunta las posibles soluciones para paliar las consecuencias de la crisis global, y gestionar ante el Gobierno nacional eventuales medidas que favorezcan evitar la caída en los niveles de empleo, principalmente en el sector industrial.

Así lo establecieron la gobernadora, Fabiana Ríos, quien recibió ayer en Casa de Gobierno a los intendentes Jorge Martín (Río Grande), Federico Sciurano (Ushuaia) y Claudio Queno (Tolhuin), encuentro que sirvió para analizar la coyuntura frente al marco de crisis que comenzó a afectar no sólo las finanzas públicas, con la caída de los índices de coparticipación, sino también generará consecuencias negativas en el sector privado.

Tras la reunión, Ríos hizo especial mención a la inmediata respuesta de los Intendentes a la convocatoria, quienes si bien «contextualizaron la crisis en el medio de un año electoral, priorizaron y pusieron por delante la responsabilidad pública de las funciones que cada uno tenemos».

La Mandataria explicó que «realizamos un análisis de la situación global que se avecina», y los impactos que tendrá la crisis económica «en lo industrial, laboral, y salarial».

En este sentido, Sciurano advirtió que a raíz de la crisis «hay una disminución seria en los recursos coparticipables tanto a nivel provincial como municipal», situación que ha derivado «en una reducción que va desde del 10 al 15% depende de los ítems, y esto nos obliga a manejarnos con responsabilidad, ya que es dinero que ya no entra a la provincia ni a los municipios».

«La crisis es mundial, nacional y local y tenemos que afrontarla», dijo, «y lo que estamos discutiendo va a tener una repercusión en los próximos meses y en los próximos años».

«Tenemos que trabajar todos juntos, la sociedad debe interpretar en toda la provincia que la situación es diferente a la que se vivía a principios del año pasado», señaló el intendente Jorge Martín por su parte.

«Debemos entender que existe una reducción de los ingresos. En el caso de Río Grande la economía se mueve mucho por el sector industrial, y está pasando por una situación difícil y afecta a toda la sociedad, pero además en Río Grande se han registrado más de 3 mil cambios de domicilios, entonces el panorama es complicado porque debemos resolver cómo salir de esa coyuntura -con nueva afluencia de gente con despidos- cuando todavía tenemos cosas por cumplir, como el tema habitacional», remarcó Martín.

«De las medidas adoptadas por Nación, hasta el momento, no están teniendo efectos sobre la producción fueguina, por eso me parece que es la mejor acción que nos juntemos, olvidemos las diferencias, con el sólo hecho de ir juntos a Nación a plantear ésta situación. Ojalá que en Buenos Aires nos den la importancia que nos merecemos. Acá sigue llegando gente buscando un futuro, y estos crecimientos migratorios deben ser tenidos en cuenta por Nación», insistió el Intendente.

En este sentido, el Jefe comunal recordó que a fines de 2008 la industria en Río Grande soportó la caída de unos 2 mil contratos que no fueron renovados, y a la par crece vertiginosamente la llegada de nuevas familias desde otros puntos del país.

En tanto, Claudio Queno entendió que «el unir criterios es importante para así tratar de llegar a la solución». Respecto a la situación que está atravesando la Comuna, comentó que «nosotros somos muy dependientes de la coparticipación», por lo cual la poca recaudación «nos afecta un poco más» que a las dos municipalidades.

Comentá la nota