El Gobierno multó a Telefónica y presiona por la venta de Telecom

La española deberá pagar $ 104 millones; seguirán de cerca la desinversión de Telecom Italia
El ministro de Economía, Amado Boudou, anunció ayer multas por $ 241 millones a Telefónica y sus socios en Telco por no notificar la operación que, en 2007, le permitió, indirectamente, tener participación en Telecom Argentina.

Tras concluir que la participación de Telefónica en Telecom ponía en jaque la competencia en el mercado argentino, el Gobierno ordenó a Telecom Italia desprenderse de sus acciones en su filial argentina.

En conferencia de prensa, Boudou informó primero sobre las multas por no haber notificado a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) la operación cerrada en Europa en 2007, por la cual Telefónica, los bancos italianos Mediobanca e Intesa Sanpaolo, la aseguradora Generali y la familia Benetton (por medio del grupo Sintonía) le compraron a Pirelli la sociedad, Olimpia, y pasaron a controlar el 23,6% de Telecom Italia (hoy Telco controla el 22,4% por la reciente salida de Sintonía del grupo).

La CNDC ordenó la notificación en enero de 2009 por considerar que por medio de aquella operación Telefónica toma el control o tiene influencia sustancial en Telecom Italia, decisión que impacta en la Argentina. Luego, la Secretaría de Comercio se apoyó en otra resolución de la CNDC para ordenar en agosto la venta de las acciones de Telecom Italia.

Boudou precisó que Telefónica de España deberá pagar 104 millones de pesos; Mediobanca, $ 17,4 millones; Intesa Sanpaolo, $ 17,6 millones; Generali, $ 43 millones; Sintonía, $ 17,2 millones, y Pirelli, unos 35 millones de pesos.

"Esa operación -dijo el ministro- provocó que en la Argentina quien es propietario de Telefónica también sea dueño de cerca del 50 por ciento de las acciones de Telecom Argentina."

Fuentes gubernamentales dijeron que las notificaciones a las empresas afectadas estaban en curso y que hoy se publicarán las resoluciones. La vinculada con las multas corresponde a la Secretaría de Comercio.

Presión para vender

Fuentes de Telefónica de Argentina y de Telefónica de España señalaron que "ninguna de las sociedades del grupo fue notificada". En Telecom Italia también reinó el silencio. "No hay nada para decir porque no hay resoluciones publicadas. No se puede opinar sobre la nada; además, si se siguen las declaraciones del ministro hay que hablar con Telefónica Argentina", dijo una fuente del grupo, en referencia al fallido de Boudou.

El ministro dijo en la conferencia que la multa era aplicada a la filial argentina y lo mismo se comunicó desde el departamento de prensa del Ministerio, que luego reconoció el error y modificó el texto.

En medio del silencio local, una fuente vinculada con los jugadores europeos anticipó que "van a apelar las multas porque siempre sostuvieron que Telefónica no controla Telecom Italia".

"La CNDC tiene la facultad para aplicarlas aunque hay que ver si en algún momento podrá cobrarlas. Las empresas van a resistirse", advirtió.

Boudou también comunicó el seguimiento de un cronograma sobre la venta de las acciones de Telecom Italia en Sofora, la sociedad controlante de Telecom Argentina, en la que es socio del grupo Werthein y controla el 50 por ciento.

"Le fijamos un seguimiento del cronograma de venta", aclaró Boudou y agregó: "En agosto dispusimos la venta para que Telefónica se desvinculara y cuatro meses después no hubo nada". Fuentes del Gobierno precisaron que esa resolución, que corresponde a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, divide en dos el plazo de un año para vender y podría derivar en la inclusión de agentes de monitoreo en las empresas afectadas. La fuente precisó que "el 25 de agosto se obligó a Telecom Italia a vender en el plazo de un año. Ahora se parte ese año y si para el 25 de febrero no hay avances las autoridades podrán disponer agentes de control o utilizar otras herramientas de presión".

"Siempre es mejor que las partes vendan solas sin que se metan las autoridades. Telecom Italia presentó varios papeles en los que demuestra que está haciendo las gestiones, pero lo cierto es que todavía no hay nada concreto. Se los ha tolerado bastante, pero ya es suficiente y ahora van a tener que presentar informes sobre el tema", señaló la fuente.

Lo cierto es que Telecom Italia le encomendó hace varios meses la misión de convocar interesados al Credit Suisse First Boston, a pesar de que tiene apelada la orden de la CNDC de vender. Quienes se presentaron y compiten por el paquete son los empresarios Eduardo Eurnekian y Ernesto Gutiérrez (Aeropuertos Argentina 2000), Grupo Clarín, Cóndor Inversiones, Pegasus, el ex transportista Alfredo Román y Geniéve, un grupo asentado en Panamá.

Comentá la nota