El Gobierno no se mueve de su postura e insiste con sólo dos comisiones

El Gobierno no se mueve de su postura e insiste con sólo dos comisiones
En el entorno de Cristina dicen que el proyecto "se debe ajustar al reglamento de la Cámara".
La expectativa del Poder Ejecutivo sobre el paso de la ley de medios por el Senado es que el proyecto "se trate y haya debate". Lo indicó ayer una calificada fuente del Gobierno que acompaña a la Presidenta Cristina Kirchner en su visita a Nueva York. Para la misma fuente, el tratamiento del proyecto deberá ajustarse "a lo que indique el reglamento de la Cámara", lo que según el propio Gobierno, para el caso indica que sólo sea girado a las comisiones de Comunicación y Presupuesto, igual número que la que trató la semana pasada en Diputados .

La fuente fijó así la posición del Ejecutivo sobre la voluntad que había expresado el vicepresidente Julio Cobos -titular natural de la Cámara alta- de que el proyecto de ley de medios llegara al menos a cinco comisiones del Senado para su discusión.

"La Presidenta no va a hacer consideraciones sobre la iniciativa del vicepresidente", respondió el informante a una consulta de este enviado. La fuente mencionó la larga experiencia parlamentaria de la señora de Kirchner y reveló que su posición es que el tratamiento del proyecto "se ajuste al reglamento" del cuerpo.

El Gobierno mostró ayer una actitud prudente ante el trámite del proyecto de ley de medios, que acaba de recibir media sanción en Diputados e ingresará, probablemente, probabablemente mañana al Senado. Funcionarios de la primera línea del Gobierno habían anticipado en Buenos Aires que según entiende el Ejecutivo, el proyecto "está bien encaminado" tras las modificaciones que ya le introdujo la cámara de Diputados la semana pasada. Aunque no descartaron la posibilidad de que se le introdujeran otras enmiendas.

El razonamiento se reprodujo aquí. "Es un tema del Senado", insistieron las fuentes cuando se las consultó por la eventualidad de nuevos cambios.

El jueves pasado surgió de fuentes de la Cámara la versión de que los senadores podrían introducir ajustes en dos de los artículos que despertaron mayor controversia en el proyecto girado desde Diputados.

En primer lugar, la idea es ampliar la base de representación del comité de aplicación de la ley -que velaría por el cumplimiento de la norma-, de modo de quitarle la mayoría la oficialismo. Y en segundo lugar, se buscaría extender de uno a tres años el plazo que se les concede a las titulares de las licencias para desprenderse de las empresas que no se ajusten a la nueva reglamentación. Despertó inquietud la versión de que algunos senadores del oficialismo acompañarían estos criterios. Precisamente el titular de la Comisión de Comunicaciones, el jujeño Guillermo Jenefes, alineado con el kirchnerismo pero con intereses familiares en medios de su provincia, planteó objeciones en privado a la cuestión de las desinversiones.

El Gobierno procuró no enredarse aquí con la cuestión Medios, aunque está claro que seguirá con toda atención el debate en el Senado. Se dijo ya: la intención ha sido enviar el proyecto desde Diputados en el transcurso del viaje de la Presidenta a EE.UU., con el propósito de desplazar del asunto a Cobos, quien deberá asumir en ese período las funciones del Ejecutivo. El vicepresidente jugó su carta el jueves pasado y propuso enviar el proyecto a cinco comisiones para extender su tratamiento.

La posición de la UCR es que el trámite se extienda a al menos cuatro comisones. Pero la posición del Gobierno es que, si bien reglamentariamente corresponde enviarlo a sólo una, se respete el criterio de Diputados y se eleve a dos. Lo explicó el jefe del bloque oficialista, Miguel Pichetto, ayer en un diálogo reproducido por Clarín: "Como en el Senado, Comunicación y Libertad de Expresión están unificadas en una sola comisión lo lógico es que vaya además a Presupuesto y Hacienda".

Las fuentes a las que accedió este diario aquí revelaron además qué piensa la Presidenta sobre el reciente operativo de la AFIP en diario Clarín, que movilizó a unos 200 hombres. "Es legal y legítimo. Pero la oportunidad la convirtió en una torpeza. La Presidenta recomienda simplemente revisar quién resultó beneficiado y quién perjudicado con el episodio".

Comentá la nota