Gobierno y movimientos sociales definieron agenda de trabajo.

Se estableció un plazo de 15 días para aplicar las acciones. Se continuará trabajando con obras comunitarias para garantizar la inclusión laboral. Las agrupaciones piqueteras reclaman tierras, vivienda, trabajo, y el cese de la represión policial. Tito López dijo: "Nos vamos disconformes porque nos vamos con las manos vacías, solamente con promesas".
El gobernador Jorge Capitanich se reunió este lunes con los referentes de los movimientos sociales con quienes acordó una agenda de trabajo para solucionar los diferentes problemas que afectan a sus integrantes. En el encuentro se estableció la continuidad de obras y proyectos en conjunto y trabajar en la titularización de terrenos.

El gobernador aseguró que el encuentro fue positivo ya que es "mediante el diálogo, el consenso y una visión constructiva de la realidad se pueden ir resolviendo los problemas". Además señaló la importancia de establecer una agenda concreta con acciones y explicó que se pusieron un plazo de quince días para trabajar en los detalles de la instrumentación de las tareas, "en una provincia como la nuestra en donde existen tantas demandas sociales, donde hay pobreza estructural, pobreza por ingreso y problemas de acceso al empleo los reclamos resultan absolutamente legítimos", manifestó el gobernador.

Por su parte, el dirigente del Movimiento 17 de Julio dosidente, Tito López, afirmó: "Nos vamos disconformes, porque nos vamos con las manos vacías, solamente tenemos promesas. Nos pormetieron que en tres días vamos a tener los materiales para comenzar las viviendas, y que se va a ver si se puede incorporar a más compañeros como jornalizados".

"El gobernador nos prometió que va a haber nuevos proyectos productivos, y ahora tenemos que presentar los proyectos. En lo que no avanzamos nada fue en el tema tierras", indicó López, quien agregó que "ahora va a haber un plazo hasta el miércoles y no vamos a hacer protestas, pero si tenemos que volver a la calle, lo vamos a hacer".

De la reunión participaron también el ministro de Desarrollo Social y Derechos Humanos, Aldo Leiva; el ministro de Infraestructura, Obras y Servicios Públicos, Omar Judis; el Ministro de Economía, Producción y Empleo, Eduardo Aguilar; el subsecretario de Programación Económica y Empleo, Sebastián Agostini; el subsecretario de Desarrollo Social, Gustavo Carballo; el subsecretario de Justicia y Seguridad, Luís Alberto Meza; el vocal del instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda, Fabricio Bolatti y el interventor del Instituto de Colonización, Branco Capitanich.

Representando a los movimientos sociales estuvieron integrantes del Movimiento Federal, el Movimiento 17 de Julio disidente, Cuba, Movimiento Teresa Rodríguez, MTL, Vendedores Ambulantes, ONG "El Buen Ayre" y el Movimiento Resistencia y Lucha.

El primer mandatario confirmó que la intención es lograr la inclusión a través del trabajo como principal herramienta de dignificación humana, por lo que detalló que se están ejecutando obras comunitarias que son construidas por los integrantes de los movimientos sociales, como viviendas, veredas y alcantarillas.

Además, comentó que en la reunión decidieron continuar con el trabajo de ordenamiento barrial para la regularización nominal; también se definió una estrategia para la regularización del inmueble-refugio que pertenece a la subunidad del programa de emergencia que tiene un comodato compartido, por lo que se trabajará en la identificación de terrenos para establecer mecanismos de la regularización de proceso de transferencia o de uso y la posiblidad de la construcción de un inmueble escolar en el barrio Mate Cocido.

Los movimientos sociales también plantearon la situación procesal de Carlos Maciel, detenido por los incidentes ocurridos en la peatonal el pasado 14 de noviembre. "Vamos a entablar un sistema de consulta de requerimiento al Poder Judicial", afirmó el gobernador.

Comentá la nota