El Gobierno de Evo Morales cree que ex carapintadas argentinos están ocultos en Bolivia

Un funcionario boliviano señaló que "existen indicios de que estarían ocultos en varias haciendas" del oriente boliviano, donde domina la oposición contra el presidente
El Gobierno boliviano sospecha que militares de ultraderecha argentinos conocidos como carapintadas están escondidos en fundos rurales del este del país, en una región cuyos líderes son enconados adversarios del presidente Evo Morales, según informó un funcionario.

El viceministro de Interior, Marcos Farfán, reveló a la agencia oficial ABI que "la posible protección de los grupos separatistas a ex carapintadas es investigada por la Policía en el oriente boliviano". Además, dijo que "existen indicios de que estarían (ocultos) en varias haciendas" del oriente boliviano, donde domina la oposición de derecha contra Morales.

Según Farfán, "los ex paramilitares, torturadores y asesinos a sueldo y que (ayudaron a) la desaparición de más de 40.000 personas en la dictadura (argentina) de Rafael Videla (1976-81), tienen la orden de ser detenidos por la Policía".

El alto funcionario señaló que los puestos de migración no tienen registrado el ingreso a territorio nacional de "esta gente que viene a realizar actividades separatistas, a contribuir a los grupos que tienen el interés de dividir a Bolivia".

La declaración de Farfán coincide con investigaciones de la justicia a un grupo de mercenarios bolivianos y europeos acusados por el gobierno de buscar la disgregación de la rica región de Santa Cruz del territorio boliviano, cuyos líderes buscan la autonomía del poder central de La Paz, sede del gobierno boliviano.

Comentá la nota