El Gobierno le mete presión a la Justicia

Mientras crece la expectativa por el primer pronunciamiento de la Justicia Electoral sobre las candidaturas testimoniales, el Gobierno nacional reforzó ayer su embate contra la oposición por haberlas impugnado y realizó su férrea defensa de las postulaciones impulsadas por Néstor Kirchner.

No hay nada que les impida ser candidatos. Estamos ante un intento de la oposición de judicializar la política. Los planteos no tienen sustento", aseguró el ministro del Interior, Florencio Randazzo, que volvió a la palestra pública tras permanecer internado

por un pico de estrés.

"Están buscando impacto mediático porque no tienen propuestas. No les hemos escuchado ninguna propuesta", reforzó.

Por su parte, el ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández, contraatacó al cuestionar a dos postulantes, una de Pro y otra del Acuerdo Cívico y Social, por su profesión y residencia.

Según Fernández, la candidata a diputada de Pro, Laura Alonso, "era la titular de Poder Ciudadano", una entidad que prohíbe a sus integrantes ocupar cargos públicos o partidarios, y "trabajó a espaldas del propio código de ética de esa institución", al vincularse al macrismo.

También dijo que la cuarta candidata del Acuerdo Cívico, la diputada nacional santiagueña Marta Velarde, "vive efectivamente en Santiago del Estero y hoy está cobrando desarraigo por vivir en Santiago del Estero".

Comentá la nota