El gobierno "mete mano en distintas cajas" para saldar la deuda pública

El periodista especializado en economía, Ismael Bermúdez, estimó que el año terminará para el país con un bajo nivel de la actividad productiva, y con una pérdida del empleo, que hoy se sitúa en el 3,8%.
En Frente a Cano, explicó que el gobierno kirchnerista atraviesa un presente complicado debido al déficit en la cuentas de 12 mil millones de pesos. Por su parte, las provincias también tienen sus números en rojo, y Buenos Aires es la más perjudicada con una deuda cercana a los 5 mil millones de pesos.

"El gobierno está raspando de todas las cajas posibles para financiar el pago de la deuda", recalcó el colega. Vale aclarar que la Nación retiró dinero de PAMI, Anses, el Banco Central y el Banco Nación, para saldar el endeudamiento existente, contrariamente a lo que se dijo en 2005 cuando el gobierno anunció el fin de la deuda pública.

En otro orden se refirió a los datos que se dieron a conocer en las últimas horas respecto a la caída del empleo. Serían unos 226 mil trabajadores que estaban en blanco los que se quedaron sin sus puestos.

Según señaló el periodista, los ajustes en el personal se realizaron en todos los rubros, pero fue en la construcción donde la merma golpeó más fuerte. Se estima que el sector despidió a unos 40 mil obreros.

Para Bermúdez, hasta fin de año, se mantendrán los actuales niveles con algunos ajustes, con el peligro de que los 220 mil argentinos que se quedaron sin trabajo no vuelvan a reinsertarse en mundo laboral en un tiempo prolongado.

Comentá la nota