El Gobierno da marcha atrás y no gravará créditos productivos

El gobernador decidió frenar el proyecto que derogaba exenciones al Impuesto a los Sellos. La Cámara Tucumana de la Construcción y la FET llevaron el pedido al Poder Ejecutivo para congelar la polémica propuesta.
Sorpresivamente, el Gobierno decidió dar marcha atrás ayer con el proyecto de ley que extendía el Impuesto a los Sellos a los créditos para el agro, la minería, la industria y la construcción. El propio gobernador, José Alperovich, ordenó por teléfono, desde Buenos Aires, que la Legislatura no tratara esa iniciativa, que desde el viernes tiene dictamen favorable de la comisión de Hacienda y Presupuesto y que, por tanto, estaba en condiciones de ser aprobada durante la sesión convocada para hoy a las 8.

Durante la mañana, el presidente subrogante de la Legislatura, Sergio Mansilla, recibió en audiencia oficial en la Casa de Gobierno a los titulares de la Federación Económica de Tucumán, Raúl Robín, y de la Cámara Tucumana de la Construcción, Pedro Omodeo (h). Ellos le transmitieron al legislador (interinamente a cargo de la gobernación) el malestar de todos los sectores productivos de la provincia respecto de la propuesta de derogar los beneficios fiscales para sus operaciones financieras. A la vez, en el encuentro (del que también participaron el ministro de Gobierno, Edmundo Jiménez, y el vicepresidente primero de la Legislatura, Regino Amado), le pidieron que se frenara el tratamiento de esa medida.

Mansilla medió entre los dirigentes empresariales y el gobernador, a quien le transmitió por teléfóno los planteos. Por esa misma vía, el mandatario dispuso que el polémico proyecto fuera congelado.

"Nos manifestaron sus objeciones contra el contenido de la propuesta y, también, sobre el hecho de que los sectores afectados no hayan sido consultados. Hablamos con el gobernador y él pidió que no se avanzara con la iniciativa", relató ayer Mansilla a LA GACETA.

"El Gobierno atendió el planteo de sectores con los que viene dialogando. Ellos se fueron muy conformes y elogiaron la apertura de la gestión", manifestó.

"Primó la razonabilidad"

Robín precisó a este diario que habían solicitado por nota una copia de la iniciativa ("sólo conocíamos lo que informaba LA GACETA"), y una audiencia, a la que fueron convocados ayer.

"Dijimos que el proyecto de ley en cuestión nos parece desproporcionado. Y también refutamos los conceptos del ministro de Economía (Jorge Jiménez), quien dice que, con la extensión del Impuesto a los Sellos, recaudará $ 1 millón más por mes, lo cual él considera de bajo impacto. Para el sector privado, por el contrario, son serias consecuencias", consignó.

El presidente de la FET también hizo hincapié en que, a pesar del diálogo constante que hay con el Gobierno, nunca les dijeron que se dictaría una norma semejante. "Además, recordamos que el compromiso oficial fue que si bien no bajarían los impuestos, tampoco iban a subir", puntualizó.

"La reunión con Mansilla fue cordial y obtuvimos una respuesta sumamente importante: la de que el gobernador recomendaba no tratar esta propuesta. Consideramos que primó la razonabilidad y nos parece muy elogiable la actitud de las autoridades. Valoramos estas actitudes positivas porque nos parecen una señal alentadora para buscar acuerdos que mejoren la situación del sector empresario", concluyó.

Comentá la nota