El gobierno se mantiene firme con el kilo de uva a $0,55.

El gobierno se mantiene firme con el kilo de uva a $0,55.
En Producción dicen que no cederán al reclamo viñatero de elevar el piso a $0,75. Pero estudiarán créditos blandos a afectados por el clima.
El ministro de Producción, Raúl Benítez, dijo ayer que no se modificará la modalidad del crédito de cosecha y acarreo implementado para esta vendimia que establece un precio de $0,55 por kilo de uva, y agregó que tampoco habrán cambios en la fecha de liberación de vinos ni el cupo de elaboración de mostos, todos puntos principales para el sector acordados entre los gobiernos de San Juan y Mendoza. "Nosotros hemos diseñado estas medidas para que funcionen y creemos que lo harán", señaló el ministro ayer, luego de haberse reunido hasta la medianoche del jueves con dirigentes viñateros en la Federación de Viñateros.

Allí las entidades de productores -la Federación que conduce Jorge Bertagna y la Asociación de Juan José Ramos- insistieron que se fije un precio base de 75 centavos para esta cosecha -entre otros 10 puntos- y apoyan el reclamo de sus pares mendocinos que ayer marcharon a la legislatura exigiendo la modificación del precio (ver aparte). "Es posible que el kilo de uva llegue a 75 centavos si se solucionan las cosas en el mercado internacional, de todos modos, lo que nosotros establecemos es un piso, no un techo de precio", agregó Benítez.

El ministro defendió enérgicamente la operatoria de créditos de cosecha y acarreo, en la que la plata llega al bodeguero y éste se la da al viñatero que le entrega la uva, con un piso de $0,55 el kilo de uva: Dijo que se han presentado varias solicitudes de bodegas -15 en total, precisó luego su funcionario Lima- y que por los consultas recibidas "seguramente nos va a faltar plata, vamos a tener que ampliarlo", aseguró. El gobierno de San Juan destinó un primer tramo de $4 millones, un segundo de $35 millones y ayer Benítez no descartó la posibilidad de un tercero.

No se sabe cual será la reacción viñatera ante estas declaraciones, aunque ayer en la mañana el malestar de la dirigencia del sector había sido neutralizado luego que el Director de Asuntos Vitivinícolas, Ignacio Lima, prometió a las entidades estudiar la posibilidad de que dentro de los créditos de cosecha y acarreo, se establezca ayuda especial a los productores que resultaron afectados por daños climáticos. "Yo creo que sí se puede generar otro tipo de crédito a esos viñateros. Vamos a buscar la forma de llevarlo a cabo", dijo Lima.

A pedido de Benítez, las entidades acudieron al encuentro con el funcionario del sector y durante algo más de dos horas le plantearon una serie de propuestas para esta vendimia. "Las entidades hemos establecido un compás de espera hasta la semana que viene, espero que el gobierno no lo use para ganar tiempo y no hacer nada", advirtió sin embargo, Bertagna.

Entre los puntos más sensibles, el dirigente destacó como primordiales, además de darle créditos a los afectados por el clima y a quienes hacen pasas por su cuenta, el establecimiento de un porcentaje mínimo para recibir uva y vino a maquila, acentuar los controles a bodegas e insistió en correr la fecha de liberación de vinos del 1 de junio al 1 de agosto, entre otros. "Pero no hay un punto más importante que otro, son medidas que deben ser tomadas en conjunto", destacó Bertagna.

Por su lado, Lima dijo solamente que el gobierno se ocupará esta semana de analizar la implementación de un nuevo crédito y de solicitar al INV un mayor control de vinos en las bodegas. Las partes acordaron volver a reunirse la semana próxima.

Comentá la nota