El gobierno de Macri también bate récords

Usó un porcentaje de su presupuesto mayor que el dispuesto por la provincia y el Estado nacional
El gobierno de Mauricio Macri gasta menos dinero que la Casa Rosada y el gobierno bonaerense en publicidad oficial, pero con una salvedad: si en vez de tomar su partida por su monto nominal se lo compara por el porcentaje que representa sobre el total de sus gastos, es el que más invierte en difundir sus actos, campañas y figuras.

La pauta de gastos en publicidad del gobierno de la ciudad de Buenos Aires asciende este año a $ 63 millones, una cifra idéntica a la que dispuso para 2008, según indicó el secretario de Comunicación Social, Gregorio Centurión, a LA NACION. Sin embargo, la ejecución de esa partida a lo largo del año pasado concluyó con una suba superior al 50 por ciento. Trepó a $ 96 millones, según datos obtenidos por Poder Ciudadano.

Centurión confirmó esa cifra sólo ante una segunda consulta de LA NACION, aunque sostuvo que la pauta prevista para este año volverá a ser de $ 63 millones y se verá si se gasta más a medida que transcurra el año. Dijo, además, que sólo corresponde computarle $ 88 millones a la gestión Macri en 2008, ya que los restantes $ 8 millones los definió como "deuda flotante" que heredó de su antecesor, Jorge Telerman.

Aún así, la partida para publicidad oficial porteña dio el gran salto con el arribo de Macri a la jefatura de Gobierno, tal como ocurrió con Cristina Kirchner en la Casa Rosada y con Daniel Scioli al asumir en la provincia.

Así, mientras que la publicidad oficial del gobierno porteño rondó los $ 54,7 millones en 2005, $62,7 millones en 2006 y bajó a $ 52,8 millones en 2007, en 2008 escaló hasta 96.169.132 pesos. Un crecimiento del 82 por ciento.

"El aumento de la inversión en publicidad no es patrimonio exclusivo del gobierno nacional", remarcó el director del área de Instituciones Políticas del Poder Ciudadano, Pablo Secchi, que antes obtuvo los informes sobre la partida nacional tras una puja administrativa y luego judicial que duró algo más de un año.

Secchi también es crítico de los números porteños. "No existe en el gobierno de la ciudad de Buenos Aires una práctica objetiva en la distribución de estos fondos. Incluso si se compara con la incidencia en el presupuesto, el gobierno local invierte más en publicidad que el gobierno nacional."

Por esa discrecionalidad en el reparto varias ONG han denunciado al gobierno de los Kirchner desde 2004.

Los números

El gasto de Macri en publicidad durante 2008, si se computa en $ 96 millones, rondó el 0,73% del total de sus gastos y, de mantenerse inmóvil la partida este año, dado el aumento general de gastos aprobado para 2009, bajaría al 0,57 por ciento. Y si se toman los $ 88 millones que dijo Centurión, equivaldría al 0,67% de los gastos de 2008 y el 0,52% del actual.

Así, el ratio porteño entre publicidad y presupuesto es superior a los bonaerense y nacional. En 2008, el gasto nacional ($ 395,3 millones) equivalió al 0,24% del total de su ejecución y el bonaerense ($ 215 millones) llegó al 0,45 por ciento, por debajo del coeficiente de la administración macrista.

Centurión replicó con un contraataque. "Nuestros números son elevados porque trabajamos con los medios más caros por excelencia del país. Son infinitamente más costosos que en el interior de la provincia, donde sí pauta Scioli. ¿O acaso cuesta lo mismo pautar en los diarios, canales y radios de Azul, Pergamino o Lincoln que en Buenos Aires?", desafió.

Comentá la nota