El Gobierno local reconoce déficits sociales y económicos

Disminuir los índices de pobreza estructural, satisfacer la demanda de mano de obra calificada en empresas e industrias y mejorar la gestión integral de los residuos sólidos urbanos, son algunas de las principales deficiencias que el Gobierno de la provincia reconoce oficialmente y se propuso revertir para orientar la sustentabilidad de desarrollo a futuro en Tucumán.
Por ello, EL SIGLO sintetizará rasgos primordiales que fueron abordados y analizados por la Secretaría de Estado de Planeamiento provincial, que proyectó tal información en un documento denominado "Lineamientos Estratégicos para el Desarrollo", donde esquematiza una serie de problemáticas en torno a tres ejes centrales: económico-productivo, social y ambiental.

El Eje económico-productivo

4Casi el 70 por ciento del territorio de la provincia corresponde a áreas de escaso desarrollo económico y producción no diversificada.

4El corredor central (de mayor desarrollo, donde se asientan centros producción frutihortícola e industrial en áreas puntuales departamentales - de capital, Tafí Viejo, Cruz Alta, Famaillá y Burruyacu) es una zona de condición crítica en factores ambientales dada por la dinámica poblacional, la actividad productiva y la inestabilidad agroecológica.

4El Producto Bruto Geográfico per cápita de Tucumán -PBG- (es decir, la media de producción de bienes y servicios por habitante) se ubica en los 4.775 millones de pesos, un 52,3% inferior al PBI per cápita nacional, situado en los 9.127 millones.

4El 27% del PBG corresponde al sector público, sólo en el 12 por ciento participa la actividad financiera y empresarial.

4La provincia posee una densidad de la red viaria (cantidad de kilómetros de ruta sobre los kilómetros cuadrados) del 0,068 km red/km2 (el NOA tiene un promedio de 0,019). Sin embrago cuando se realiza la comparación con el número de habitantes, se obtiene una ponderación de 1,057 km red/1000 hab. (NOA es de 2,01), por lo cual la red viaria es razonable para la superficie pero requiere un incremento para la cantidad de posibles usuarios de la misma.

4Importante demanda insatisfecha de mano de obra calificada en industrias y en empresas. Sólo un 13,2% del total de las personas ocupadas completó sus estudios superiores (terciarios/universitarios).

4Según la calificación de la tarea, un 11,6% de la Población Económicamente Activa se desempeña profesionalmente, un 15% en el nivel técnico, un 45,4% en los estándares operativos y un 28% es mano de obra no calificada.

4La incorporación de tecnología informática se concentra en las grandes empresas, rezagando a las pequeñas y medianas que se presentan menos automatizadas y más informales.

4Tucumán invirtió sólo el 3% de los gastos en actividades científicas, tecnológicas, y de Investigación y Desarrollo.

La problemática social

4Condiciones netamente desfavorables en toda la zona este de la provincia (Burruyacu, Cruz Alta, Leales, Simoca, Graneros) con los mayores niveles de Necesidades Básicas Insatisfechas -NBI- y un déficit en equipamiento, infraestructura, conectividad y accesibilidad, hacinamiento, condiciones sanitarias y capacidad de subsistencia limitada. Entre el 32% y el 43% de la población de esta zona posee un alto nivel de NBI.

4El 4,8% de la población se encuentra bajo la línea de indigencia (ingresos para cubrir la Canasta Básica de Alimentos, fijada en 481,85 pesos por el INDEC para familia tipo de cuatro personas).

4El 18,7% de la población bajo la línea de pobreza (ingresos para cubrir Canasta Básica Total, además de los alimentos se agregan gastos en vestimenta, salud, educación, etcétera, fijada en 1077 pesos por INDEC).

4Cerca de 31.300 hogares de la provincia sufren de un alto Índice de Privación Material (pobreza estructural convergente o privación patrimonial, sumada a la imposibilidad de acumular capital físico o humano).

4Simoca es el área con mayor déficit en la cobertura de red de servicio de agua potable (55 por ciento). Seguida por Trancas, Tafí del Valle, Burruyacú, Leales y Graneros (45% de déficit).

4Un 58,76% de la población no cuenta con acceso a red de agua potable y desagües cloacales.

4El 52,2% de los alumnos ingresantes al Nivel Inicial no completan el Nivel Secundario.

4Elevada concentración de mortalidad infantil en la región sur y sureste de la provincia y en los departamentos de Tafí del Valle y Cruz Alta, con tasas de mortalidad del 19,71%.

4El 70% de las personas con VIH/SIDA se ubica en la franja etaria entre 20 y 40 años. El 86% de los casos de infección fue provocado por transmisión sexual.

4El empleo no registrado se ubica en torno del 44,6%, lo que configura un problema estructural.

4El 35,5 por ciento de adolescentes entre 14 y 17 años que vive en zonas rurales debe trabajar.

La situación ambiental

4Amenaza real y potencial de los ecosistemas acuáticos (en especial la Cuenca Salí-Dulce) debido a las descargas industriales, desechos sólidos, gaseosos y líquidos.

4De las empresas industriales, sólo la mitad cumple con las normas sanitarias vigentes, aportando una carga orgánica a la cuenca de 34.600 toneladas por año.

Contaminación del aire por quema de cañaverales antes o después de la cosecha.

4En la cuenca Tapia-Trancas hay un fuerte impacto contaminante en el agua subterránea provocado por la presencia de arsénico. El valor máximo debe ser según la OMS de 0,10 mg/litro, aquí se registra 0,210 mg/l.

4Sólo el 19,74% de la superficie con bosque nativo se encuentra protegida para mantener la biodiversidad.

4Serias dificultades en la gestión integral de los residuos sólidos urbanos, los desechos terminan en basurales con escasas condiciones sanitarias adecuadas. Aumento significativo en el número de basurales a cielo abierto.

4Incremento del parque automotor contribuyó a la contaminación del aire debido a la emisión de gases.

4En la capital, de las superficies destinadas a espacios públicos, sólo el 15% son ocupadas por áreas verdes. Si se considera el total de superficie urbanizada, parques y plazas representan el cuatro por ciento del territorio municipal.

4La provincia posee escasas medidas de control para el tratamiento y disposición de aguas servidas, residuos peligrosos sólidos y desechos industriales domiciliarios.

4La capital posee registros de ruidos que superan los 65 decibeles tolerables para la población (según la Organización Mundial de la Salud), causando malestar y estrés.

Comentá la nota