"El gobierno local está inmerso en una política del sobrino bobo"

Pablo Del Litto y sus críticas a la gestión municipal

El Dr. Pablo Del Litto,uno de los principales referentes del Pro en San Nicolás, cuestionó duramente al gobierno local. Señaló que la actual gestión municipal está inmersa en una "política del sobrino bobo" que se conforma de tres palabras: "Tío, dame plata".

Estamos inmersos en una dinámica que podríamos denominar como la política del sobrino bobo, para la cual toda la gestión se conforma de tres palabras "tío dame plata", pues es eso lo que la política actual interpreta equívocamente como la acción de "gobernar", fomentado ello a su vez, por un mecanismo extorsivo del manejo de los fondos públicos por parte del Gobierno Central.

Es difícil ver algo de gestión municipal fuera de los aportes que la Nación y la Provincia han realizado y que en algunos casos se traducen en obras inconclusas o en promesas incumplidas. Más que un gobierno comunal ha sido una mera delegación de otras esferas de la administración pública, gestionando políticas adecuadas a estándares universales impuestos desde arriba. Esto implica que quienes vivimos en la ciudad padecemos la falta de acciones de gobierno propias y específicas orientadas a las particulares necesidades locales, redundando ello en una pérdida de la calidad de vida de todos.

Pero además del estado actual de la ciudad, tampoco se discute la ciudad futura, eso que queremos ser. El establecimiento de objetivos y de una adecuada y consensuada planificación, que para lograrlos debemos discutir los nicoleños sin más dilaciones. No es posible crecer como ciudad si no fijamos un Norte, no privativo de una fuerza política o sector, sino un modelo consensuado que permita el desarrollo local y regional más allá de la gestión de tal o cual Intendente. Esa es parte de nuestra propuesta, y considerando que ésta es una elección legislativa, trataremos de abrir el debate, llevarlo a todos los ámbitos deliberativos con seriedad y abrir el juego a toda la comunidad, para que así entre todos podamos encausar la nave.

-Dr. Del Litto, ¿cuáles son los problemas más urgentes de la ciudad?

Dos, claramente relacionados entre sí. La inseguridad y el desarrollo económico, este último vinculado a la amenaza del desempleo. No es verdad que nada pueda hacerse desde el municipio en estos temas, ejemplos de sobra tenemos en las ciudades que nos rodean. Comenzar a hablar del desarrollo de la Industria Agroalimentaria, de la Industria de Alta Tecnología, del Turismo, son algunos de los ejes sobre los cuales consideramos debe versar una seria política de desarrollo.

La seguridad, como venimos sosteniendo desde la campaña electoral del 2007, tiene aristas de afectación directa, que se traducen en concretas medidas preventivas que pueden implementarse desde el municipio si media decisión política; un programa que va desde la correcta iluminación, la accesibilidad, hasta la creación de un cuerpo especializado. Lo único en lo que no creemos, es que no se puede hacer nada.

-¿Y cómo se preparan para esta campaña?

Es una campaña que por la especulación electoralista del oficialismo, ha sido acortada a menos de la mitad reduciendo el proceso de debate de ideas y de información a la ciudadanía, pero esto no es una novedad ya que la política tradicional nos tiene acostumbrados a discusiones personalistas y a antinomias, dejando de lado las necesidades de la gente. No obstante ello, trabajaremos intensamente y doblaremos esfuerzos para que en nuestra sociedad se dé el debate necesario.

Aún frente a esta anticipación, nos encontramos ampliamente preparados pues venimos con un ritmo de trabajo constante, ya que pese a no ser un año electoral, durante el 2008, nuestra actividad ha sido intensa, de debate interno de ideas y preparación de programas. También hemos organizado seminarios abiertos a la comunidad, como talleres de comunicación política, de orientación en la búsqueda de empleo, o la escuela de dirigentes, por citar algunas de las más relevantes actividades que han tenido una excelente recepción y nos ha permitido estar cerca del vecino.

-¿Es posible que el acuerdo político con las demás fuerzas perdure más allá de las próximas elecciones?

Tenemos profundas expectativas de que este acuerdo trascienda el escenario electoral y se convierta en el nacimiento de un nuevo espacio político que esté a la altura de las demandas de los ciudadanos. La sociedad reclamaba esta actitud madura de la oposición política. Eso no implica que quienes conformamos el frente político resignemos nuestra propia identidad, sino que, por el contrario pretendemos desde el Pro, aportar a la síntesis de los tres sectores, una visión distinta, quizás más fresca y frontal de la política. Esta es una apuesta al diálogo constructivo, al consenso y a priorizar los problemas de la gente, pensamos en una San Nicolás en paz, con mayor proyección, más dinámica y pujante. Por eso invitamos a todos a sumarse, pues como dice nuestro slogan, estamos convencidos que podemos estar mejor.

Comentá la nota