El gobierno llego a un acuerdo con la UOCRA

Infoglaciar - Despues de una semana de negociaciones, el gobierno de Santa Cruz logró destrabar un conflicto con trabajadores desocupados de la construcción, arribándose a un acuerdo que implicó el levantamiento del bloqueo que habían impuesto en el acceso de la Playa de Tanques en Cañadón Seco.
El acuerdo tuvo como eje central a las empresas constructoras que tienen obras públicas adjudicadas y por adjudicar. Mientras, la Provincia asumió el rol de garante para el cumplimiento del mismo.

Las instancias negociadoras llegaron a buen término ayer por la tarde, en la Delegación Caleta Olivia de la Subsecretaría de Trabajo. Tomaron parte el subsecretario de Interior Daniel Sloper y el director general de la Secretaría de Trabajo de la Provincia, Francisco Galarza, además de representantes de empresas y dirigentes de la Unión Obrera de la Construcción.

Los subsidios

Se informó que el viernes 29 se abonará la suma de $1.500 a los 18 trabajadores desocupados que a la fecha no han percibido este monto en concepto de una ayuda económica.

Asimismo, se procederá a abonar la suma de $1.250 el séptimo día hábil del mes de febrero a los desocupados que integran el padrón elaborado por la U.O.C.R.A., que totalizan 200.

Antes deberán cumplir con los requisitos establecidos en la Ley de Obra Pública Provincial, que señala la obligatoriedad de dos años de residencia mínima en la Provincia, como así también, no tener ningún ingreso a través de la ANSES o la AFIP.

Los trabajadores desocupados integrantes del padrón, serán absorbidos por las empresas que realicen obras públicas en esta misma ciudad, las que tendrán una duración de seis meses como mínimo. Además –se especificó– quienes no sean incorporados a las empresas dentro de la primera quincena de febrero, percibirán una ayuda económica de $1.250 el 24 de febrero.

A la vez, se estableció en el documento que las sumas acordadas y la modalidad del otorgamiento, se mantendrán hasta que los trabajadores desocupados ingresen a trabajar en las empresas que lleven adelante obras públicas.

Comentá la nota