El Gobierno limitó los precios de Papel Prensa

Lo anunció el ministro de Economía en conferencia de prensa. Negó que la medida sea "regulatoria de precios". Aseguró que se busca la "igualdad" para los compradores
En un capítulo más de la guerra contra el Grupo Clarín, el ministro de Economía, Amado Boudou, anunció ayer una resolución vinculada al formato de comercialización del papel para diarios que produce la firma Papel Prensa –en donde participan Clarín, La Nación y el Estado– "en igualdad de precios para todos los usuarios que lo demanden". La medida, puntualizó, "no tiene nada que ver con fijar o regular el precio de venta del papel, pero sí que el precio que la firma fije al contado para el comprador más grande de este producto sea el precio que le cabe a todos y cada uno de los demandantes de este insumo".

Boudou refirió que "no es una medida regulatoria de precios sino regulatoria de igualdad de acceso a un insumo fundamental para la prensa escrita como es el papel". En conferencia de prensa, el ministro detalló que "se busca determinar mediante un coeficiente simple de participación porcentual, cual es el principal comprador del papel, y que el precio al contado que recibe este comprador sea el mismo para todos los demandantes".

"Papel Prensa es una empresa mixta (privada-estatal) y es la principal proveedora de papel para diarios a nivel local", destacó Boudou, quien precisó que el Gobierno procura con la medida "que los medios (de prensa escrita) más chicos no se encuentren con una barrera a su tarea, mejorar el nivel de competencia, y también de acceso de los ciudadanos a la libre información, permitiendo que haya mas jugadores en condición de igualdad de precios".

Poco antes de formular el anuncio, Boudou mantuvo una reunión con editores de diarios pequeños agrupados en Diarios y Periódicos Regionales Argentinos (DyPRA), organización que reclama desde su creación que el Estado nacional, por sí y como segundo accionista de Papel Prensa, garantice la provisión de papel en cantidad suficiente y a precio competitivo.

"Desde el Gobierno venimos tomando una serie de acciones orientadas a analizar si en Papel Prensa existe alguna utilización o integración vertical con sus propietarios privados, y a minimizar el impacto sobre el resto del mercado de la información impresa", aclaró en ese sentido el ministro, y puntualizó: "Trabajamos sobre dos ejes: uno es de carácter económico, para que no haya una posición dominante que sea utilizada para favorecer a algunos de sus accionistas". El otro, agregó "es evitar la utilización de la firma para cercenar la libertad de expresión y de prensa, dado que las políticas de precios y de asignación de papel y de cobro podrían haberse utilizado para favorecer a algún medio en detrimento de otro".

Comentá la nota