El Gobierno lanzará oferta de créditos hipotecarios antes de las elecciones

Habrá préstamos a tasa fija, y en pesos, para construir viviendas. Además se creó una comisión sobre el tema en el Hipotecario, que mañana definirá su directorio en asamblea
El lanzamiento de créditos hipotecarios, que iba a realizarse la segunda mitad del año, fue adelantado para antes de las elecciones. Según averiguó El Cronista en exclusiva, el Gobierno está trabajando una línea de créditos para construcción de hogares. Además ayer se creó una Comisión de Vivienda en el Banco Hipotecario y avanza la negociación para cerrar un acuerdo con el principal accionista privado de esta entidad, Eduardo Elsztain.

Esta última tendrá definiciones entre hoy –cuando el dueño de Irsa espera inaugurar el shopping DOT Baires con la presencia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner– y mañana –cuando se complete una asamblea de accionistas de la entidad, que tiene cuarto intermedio desde el 29 de abril–. Si el dueño de IRSA cede dos o más sillas de la Clase D para hombres elegidos por el Estado (Mario Blejer y Alfredo Mac Laughlin ya son número puesto para ello), habrá un principio de acuerdo. Si no ocurre, el final es imprevisible. Pero la decisión oficial de lanzar créditos hipotecarios antes de las elecciones ya está tomada.

En la Casa Rosada se decidió que para el 29 de mayo (último viernes del mes) deberá estar lista una línea de créditos para construcción de viviendas. Los fondos provendrán de la ANSeS y serán canalizados a través del Hipotecario, la tasa de interés rondará el 15%, las cuotas serán fijas y en pesos.

Tantas expectativas electorales despertó, que el Gobierno ya está pensando en un lanzamiento mediático. "La idea es tener todo listo para el 29 de mayo, así podemos lanzar este plan en junio", confió una fuente oficial. Por ahora no tiene nombre, y se evitará repetir alguno asociado a las promesas no concretadas –como Plan Inquilinos–, pero estará orientado a familias que alquilan y no pueden llegar a la vivienda propia aunque poseen un terreno en el cual construir.

Estos préstamos no serán para comprar viviendas o terrenos, sino para construir las primeras. "Como está pensado para los que alquilan, se otorgarán con un año de gracia. De esta forma, mientras construyan su casa, no pagarán simultáneamente alquiler e hipoteca", explicó otro funcionario consultado. El monto máximo de estos préstamos está pensado en $ 300.000, y el plazo de devolución hasta 15 años, pero esto puede variar.

El nuevo plan será complementario del denominado Promoción del Consumo, la Producción y el Empleo en Marcha, lanzado el 12 de marzo. En este caso, los préstamos son personales y para refacción o ampliación de viviendas. También podrían lanzarse líneas para compra de viviendas, pero por ahora el foco está puesto en "las familias jóvenes que tienen un terreno y quieren dejar de alquilar", comentó una fuente.

Por otra parte, en la reunión de directorio realizada ayer, en el Banco Hipotecario se creó una Comisión de Vivienda, integrada por accionistas de todas las clases: privados (Clase D), el Estado (A), los trabajadores (B), constructores e inmobiliarias (C). Aunque los privados tienen mayoría en el directorio, difícilmente repitan esa situación en la comisión mencionada. "Si fuera por (Eduardo) Elsztain, hubiera dejado al banco paralizado como está, pero el Gobierno pide acción y él va cediendo lentamente", comentó una fuente ligada a esta negociación.

Hace pocas semanas, el Estado ocupó una de sus direcciones vacantes con Marcelo Cufré, ex titular del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda (IDUV) de Santa Cruz. Hoy, cuando IRSA inaugure el DOT Baires, Elsztain espera la presencia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que está en duda porque también asistirá el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri. La presidenta y su marido, en cambio, esperan menos protocolo y shopping, más acción y créditos hipotecarios.

Comentá la nota