El gobierno de Jaque apoya bajar la edad de imputabilidad

El gobierno de Mendoza apoya la modificación de la ley, para poder juzgar los menores que matan. Para Godoy Lemos "quien porta un arma y mata, debe tener responsabilidad".
El subsecretario de Justicia y Derechos Humanos, Sebastián Godoy Lemos, afirmó que "el gobierno no permitirá que los jóvenes asesinos queden impunes".

Destacó que el actual régimen tutelar de menores instituido por la Ley Nacional 22.801 no permite imponer penas privativas de la libertad para los menores de 16 años, por cuanto se considera que hasta esa edad se es inimputable y no puede ser juzgado penalmente ya que el menor no tiene las facultades mentales suficientes para comprender la responsabilidad o criminalidad del acto.

Esta ley, sancionada durante la dictadura militar, establece sólo medidas de seguridad, las cuales no tienen plazo y depende de cada juez cuánto tiempo estará encerrado el menor, en el caso de que quede privado de la libertad.

"Para modificar esta inequidad –afirmó el subsecretario de Justicia y Derechos Humanos- el Gobierno de Mendoza apoya el proyecto que oportunamente presentó el Gobierno Nacional en cuanto a bajar la inimputabilidad a los 14 años. Es decir, que entre los 14 y los 18 años exista un régimen penal de menores –porque se carece del mismo- y no un régimen tutelar como el actual. Con esto se deberá imponer una pena conforme a la escala de años de prisión previstos por el Código Penal Argentino, para cada delito que corresponda"

"Esta decisión del gobernador Celso Jaque – dijo Godoy Lemos- de apoyar esta necesidad de modificar la ley, está enmarcada a su vez, en una defensa irrestricta de los derechos del niño y del adolescente, para lo cual también se trabaja con otras áreas del gobierno como el Ministerio de Desarrollo y Familia para lograr la contención social del menor, que sirva para recuperarlos de las calles y así evitar que estos menores delincan. De allí la existencia de programas de fortalecimiento de las instituciones públicas encargadas de velar por la integridad del menor".

El subsecretario aseveró que, como reiteradamente se ha venido sosteniendo, "el primer derecho humano es el de la vida" por ello que "el gobierno provincial no admite que los menores de edad que perfectamente comprenden la criminalidad de su acto, mantengan a la sociedad mendocina en permanente temor. Y si esto ocurre se le debe garantizar a los ciudadanos que estos menores que son utilizados y explotados, en muchos casos, por mayores o por el crimen organizado, que saben que son inimputables y por eso los mandan a delinquir, serán responsables penalmente y la justicia podrá disponer sobre la libertad de estos".

Comentá la nota