El gobierno de Jaque ahora sale a cobrar deudas de Edemsa

El gobierno de Jaque ahora sale a cobrar deudas de Edemsa
Quieren que el grupo Vila-Manzano pague 60 millones de pesos por canon, multas y aportes atrasados. Cazabán insistió en su ataque a estos empresarios y dio ejemplos de las presiones.
El gobierno de Celso Jaque estudia la forma de reclamar los 60 millones de pesos que adeuda Edemsa en concepto de canon, multas y aportes al fondo de equilibrio de tarifas de electricidad.

La cifra es la misma por la cual el directorio privado mayoritario de la distribuidora de electricidad -sin el voto de los directores públicos- aprobó un endeudamiento a través de una emisión de obligaciones negociables, que hoy se tramitan en la Comisión Nacional de Valores.

El Ejecutivo también sospecha sobre algunos movimientos de fondos y transferencias entre Edemsa y un fondo fiduciario. La empresa eléctrica más grande de la provincia tiene como accionistas mayoritarios a Andes Energía, formada por Ketsal -del grupo Vila-Manzano- y una firma británica.

La confirmación de que Jaque tiene decidido profundizar su ofensiva sobre el grupo Vila-Manzano no se pudo ocultar ayer en una Casa de Gobierno con funcionarios exultantes. El clima se renovó tras la reciente denuncia del secretario general de la Gobernación, Alejandro Cazabán, sobre el intento de "extorsionar" al poder público de la provincia.

"No ha sido una decisión aislada. En los próximos días habrá otras medidas. Hemos tomado la decisión política de avanzar sobre un poder económico que pretende apoderarse de la provincia", dicen "en off" funcionarios de la Casa de Gobierno. Y prácticamente lo confirma "en on" el propio Cazabán: "Hay una serie de actuaciones administrativas que se van a dar a conocer oportunamente. Así como tomamos medidas sobre Obras Sanitarias, se tomarán sobre Edemsa. Una decisión ya fue negarle los 60 millones porque no pudieron explicar dónde lo aplicarían".

El Gobierno se muestra convencido de haber encontrado -finalmente- el eje de gestión para los próximos dos años y valoriza su ofensiva como la mayor contribución estructural que puede aportar al funcionamiento de la provincia, como es un poder político institucional reposicionado sobre el económico.

"Por el bien de Mendoza, se acabó una metodología", dijo claramente Cazabán. "José Luis Manzano y Daniel Vila quisieron avanzar sobre los recursos públicos y sobre funciones propias del poder político, como el Ejecutivo, el Legislativo y la Justicia. Lo han venido haciendo sobradamente desde hace mucho tiempo y esto incluye a gestiones anteriores. Nosotros velamos para que Mendoza sea de todos los mendocinos y no de uno solo", enfatizó.

"Se ha generado un debate sobre el rol de la política y el de los grupos económicos. Cuál es el rol de la política, cuál el de la economía y cuáles los límites", dijo un Cazabán que en todo momento tomó distancia de Vila-Manzano, a quienes se refirió como "ellos". "Respondo solamente a una sola persona: a Celso Alejandro Jaque", quiso dejar bien claro.

"Estamos haciendo explícito lo que mucha gente sabe y lo que Mendoza ha venido viviendo hasta ahora", dijo el superministro provincial apuntando al grupo empresario que ha diversificado sus intereses sobre áreas inmobiliarias, petroleras, medios de comunicación, agua, electricidad, deportes, sanidad y también, dicen, el negocio del juego.

Cazabán acusó asimismo al grupo empresario de distorsionar la actividad periodística a medida de sus intereses. "Han utilizado los medios que tienen para obtener beneficios económicos en otros negocios de los cuales Manzano y Vila son parte", dijo claramente. Y ejemplificó con la tapa del diario Uno que -un mes antes de las elecciones- presentó con título catástrofe: "Jaque tiene el 70% de imagen negativa".

"Esa tapa estuvo motivada en una comunicación a una persona importante del grupo (Uno) en la que (le confirmábamos que) no íbamos a acceder al aumento tarifario como ellos querían en Edemsa, con retroactivo y actualización", disparó Cazabán.

"Esa tapa fue porque no había retroactivo ni actualización. Ellos querían quedarse con esos muchos millones de pesos. Querían ganar más millones y como no podían decirle a la sociedad esto, utilizaron la tapa del diario. Pero a pesar de ésta y otras tapas y de comentarios de radio todas las mañanas, no hubo ni retroactivo ni actualización", enfatizó.

"Nosotros trabajamos para que haya empresarios exitosos y esto genere trabajo para los mendocinos, lo que hemos puesto en evidencia en un ámbito adecuado como la Legislatura, es decir que son legítimas las ambiciones y hasta obvio que hay intereses y presiones, pero éstas tienen un límite", concluyó.

Comentá la nota