El Gobierno intervino Autopistas del Sol

El Gobierno decidió ayer intervenir, por 120 días, la empresa Autopistas del Sol Sociedad Anónima, concesionaria de la Autopista Panamericana, luego de que la compañía había declarado que no podía cumplir con el pago de una deuda de 10 millones de dólares.
La Dirección Nacional de Vialidad Nacional anunció la intervención de la compañía señalando que pondrá en marcha una auditoría de la empresa y asegurará la prestación de los servicios de la firma.

La compañía había informado a principio de mes a la Bolsa de Comercio, que había resuelto no cumplir con el pago de sus obligaciones, después de informar sobre un patrimonio neto negativo de 11 millones de pesos. La concesionaria atribuyó sus problemas financieros al atraso en el ajuste de los peajes de las vías concesionadas que el Gobierno mantiene congelados.

Una decisión similar se adoptó con Transportadora de Gas del Norte (TGN) y también circularon rumores sobre una intervención en la distribuidora Metrogas, compañía que tendría problemas para afrontar un próximo pago de 16 millones de dólares.

EL INTERVENTOR

El interventor en Autopistas del Sol será el contador Héctor Juan Molina, quien hasta ahora se desempeña como Subsecretario de Coordinación Técnica de la Universidad de Buenos Aires, según la información oficial.

Si bien el plazo es de 120 días, la decisión podría extenderse como ocurrió en TGN, donde aún continua la intervención oficial, pese a haber vencido el período anunciado.

Autopistas del Sol es un consorcio integrado por las empresas Abertis Infraestructuras con un 31,59 por ciento; Impregilo International Infraestructures con un 19,82; Sideco Americana con un 7; Dycasa con el 5,83 por ciento y ACS Actividades de Construcciones y Servicios con el 5,72. El 30,04 por ciento restante de las acciones cotizan en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, donde sus papeles se negociaron por última vez a 0,44 el 2 de noviembre último.

Según el comunicado de Vialidad Nacional la intervención "cumplirá las funciones de coadministración societaria y tendrá a su cargo la fiscalización y control de todos los actos de administración habitual y de disposición que pueden afectar la normal prestación del servicio público de tránsito, que es objeto de la concesión".

Ayer, la calificadora de riesgo Standard & Poor's bajó la calificación en escala global a la empresa Autopistas del Sol, tras el anuncio de default que provocó la intervención estatal. Tanto la calificación crediticia corporativa como la de las obligaciones negociables por 155 millones de dólares con vencimiento en 2017 pasaron de la categoría "CC" a "D". La baja de calificación se produce luego de que la compañía no cumpliera con el pago de intereses por aproximadamente 9 millones de dólares que vencían ayer.

Comentá la nota