El Gobierno intenta convencer al campo para que se sume al diálogo

El Gobierno intenta convencer al campo para que se sume al diálogo
Aníbal Fernández y De Vido llamaron a los productores. El lunes definirían si van.
Desde el Gobierno reforzaron ayer los llamados a los dirigentes del campo para convencerlos de que se sienten en el Consejo Económico y Social.

"No hagan lo de Lilita", fue el mensaje que escucharon algunos dirigentes ruralistas de boca de los máximos referentes del nuevo gabinete. Fue en relación a la actitud de la líder de la Coalición Cívica, Lilita Carrió.

Ella no se sentó con el ministro del Interior, Florencio Randazzo, para debatir la reforma política y fue cuestionada por varios dirigentes de la oposición, incluyendo a los de su mismo espacio político.

El lunes, la Mesa de Enlace se reunirá para discutir si le dará el sí a la convocatoria oficial para el Consejo Económico y Social.

En la ronda de llamados que pusieron al borde de la eclosión esos celulares, estuvieron de un lado de la línea el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, el ministro de Planficación, Julio De Vido y su subsecretario, Roberto Barata. Del otro los actuales integrantes de la Mesa de Enlace, en especial el titular de CRA, Mario Llambías.

El mensaje apuntó a decirles a los representantes de la Mesa de Enlace que se sienten a dialogar ahora que la presidenta, Cristina Kirchner, convocó a un diálogo social con todos los sectores y que, en el caso de los sectores productivos, se concretará en el Consejo Económico y Social. La falta de diálogo fue uno de los reclamos del sector agropecuario desde que realizaron el primer paro del sector, en marzo del año pasado.

Con los mismos esfuerzos de convencimiento, se sumaron a la ronda de llamados los propios empresarios, en especial quienes estuvieron el martes pasado en Gobierno en la comida que organizó la Presidenta.

Estuvieron en esos menesteres los dirigentes de la industria, el comercio, la construcción, los bancos nacionales y la Bolsa, que componen el Grupo de los Siete. También hubo contactos oficiales con la CGT para intentar contener las diferencias internas (ver página. 7).

Todos (esas entidades empresarias, Unión Industrial, Cámara de Comercio, la Bolsa, Asociación de bancos, las cámaras de Comercio y la de la Construcción y la CGT) llevarán sus técnicos el martes al Ministerio de Trabajo, que conduce Carlos Tomada.

Allí, tal como ya adelantó Clarín el Gobierno buscará hacer una puesta al día del borrador que se redactó en mayo pasado sobre los temas que trataría el Consejo Económico y Social.

Ese encuentro no será el único evento que producirá la semana próxima en relación al Consejo.

Fuentes gubernamentales confiaron que la presidenta Kirchner haría un nuevo relanzamiento de la convocatoria y que daría más detalles sobre los temas sobre los que se pronunciaría este Consejo. El jefe de gabinete, además, a adelantó que la semana próxima será el momento en que el Gobierno citará al campo.

Comentá la nota