El gobierno insta a mandar a los niños a la escuela, pese al paro

La presidenta del Consejo de Educación, Graciela Bar, aseguró ayer que "alrededor del 70% de los docentes entrerrianos concurrieron a trabajar durante los últimos paros convocados por algunos gremios del sector" y que esta situación revela "la comprensión de la mayoría respecto de la situación de dificultad objetiva del Estado para encarar mejoras salariales en estos momentos".
En ese sentido, la funcionaria señaló: "El gobierno provincial reconoce este esfuerzo en nombre de la comunidad educativa e insta a las familias entrerrianas a enviar a sus hijos a la escuela".

Bar recordó que los docentes "deben informar a los padres de sus alumnos a través de una comunicación si no concurrirán a dar clases los días que los gremios docentes anuncian que harán medidas de fuerza, es una cuestión de respeto básico de la relación docente, alumnos y padres. Es por ello que convocamos a los padres a llevar a los chicos a la escuela. No podemos darnos el lujo de perder un días más de clases", añadió.

En el mismo sentido, el ministro de Gobierno, Justicia, Educación, Obras y Servicios Públicos, Adán Bahl, sostuvo que la imposibilidad de dar un aumento no es "un capricho, sino una limitación objetiva".

"Lo que decimos es que no se puede aumentar el gasto en este momento y no es un tema de voluntad. El sacrificio de los trabajadores estatales es algo que está siendo compartido por el resto de los trabajadores privados de la provincia y del país de tal manera que no hay ninguna voluntad específica de perjudicar a los trabajadores de la administración entrerriana en particular", señaló el ministro.

Comentá la nota