El Gobierno insiste y en 2010 relanza el Consejo con empresas y gremios

Néstor Kirchner se lo anticipó la semana pasada a hombres de negocios.
Cada comienzo de año, el Gobierno desempolva la convocatoria a un acuerdo social entre el Gobierno, los gremios y los empresarios. Lo hizo en el inicio de 2008 pero la convocatoria quedó trunca por el paro agropecuario y los cortes de ruta de los productores y lo hizo al comenzar este año que se está por terminar pero no logró una foto con todos los actores en la misma mesa.

Al filo de enero de 2010, fue el ex presidente Néstor Kirchner, quien deslizó la idea de que el Gobierno de Cristina K volverá a intentarlo. "En marzo lo lanzo", dijo Kirchner (Néstor) de anfitrión en Olivos en la comida a la que asistieron unos 70 empresarios el martes pasado.

Desde la perspectiva del gobierno, lo que hace distinto al 2010 de los otros es que éste es el año del Bicentenario y por eso querría, según fuentes oficiales, imprimirle toda la marcha posible al acuerdo social, el acuerdo del Bicentenario. Lo que tiene a favor esta posición es que en el Ministerio de Planificación, que conduce Julio de Vido, tienen un borrador consensuado con casi todos los sectores sobre los puntos centrales que contendría ese posible acuerdo. Hubo intercambios entre funcionarios, gremialistas y dirigentes empresarios incluso hasta para repartirse las sillas que cada sector tendría en un eventual consejo asesor.

La gestión K, incluso, llegó a ponerle un nombre: el Consejo Económico y Social. Aquellos documentos de casi 16 puntos estuvieron a punto de salir del horno en los primeros meses de este año, pero fue cuando en las entidades empresarias dejaron en claro que sin las entidades representantes del campo sentadas a la mesa, no firmarían nada.

La gran duda, ahora, será si en la convocatoria que se vendría en marzo, finalmente estarán los ruralistas. Por lo pronto, el martes en Olivos, la Presidenta no convocó a ninguno de los referentes de la Mesa de Enlace.

Cuando competía para la Presidencia, Cristina convocaba a un pacto social entre todos los sectores. Desde aquellos discursos de campaña hasta ahora cambiaron varias cosas, menos una: esa misma convocatoria, bajo diferentes nombres, nunca se concretó.

Pero ahora se suman otros ingredientes políticos. Por ejemplo, que por primera vez en la era de gestiones kirchneristas se produjo la foto del campo y la industria juntas. Fue en el acto que la Mesa de Enlace convocó en Palermo hace casi un mes.

En paralelo, varias entidades empresarias están siendo convocadas por el ex presidente Eduardo Duhalde para sentar las bases de su propio acuerdo social, en el que participan otros referentes políticos de varios partidos como el ex jefe de Gabinete de la Alianza, Rodolfo Terragno. Otro elemento que se sumaría al nuevo tablero de ajedrez es justamente el intento (que la Presidenta negó en la comida que ofreció en Olivos) de buscar dividir posiciones entre las cámaras empresarias para evitar una posibilidad que algunos hombres de negocios discuten en firme: un reagrupamiento del frente empresario que el Gobierno lee como un frente anti K.

Comentá la nota