El Gobierno hará una fuerte ofensiva contra los ruralistas

La Presidenta viajará a Santa Fe para defender a Rossi; exigen un repudio de la Comisión de Enlace
El kirchnerismo buscará contrarrestar esta semana la ola de agresiones que sufrieron sus candidatos en los últimos días por parte de los hombres del campo, con una mayor presencia de funcionarios y de la propia presidenta en la campaña. También hará un pedido formal a la Comisión de Enlace del agro a fin de que se pronuncie "formalmente" y en lo inmediato, en contra de los actos de violencia provocados por dirigentes rurales.

Se trata de una estrategia oficial para frenar la embestida de los ruralistas, en medio de la campaña, y levantar un discurso de defensa del gobernador bonaerense Daniel Scioli y del presidente del bloque de diputados kirchneristas, Agustín Rossi, blancos de los últimos ataques.

A menos de una semana de haber sufrido Rossi la tercera agresión en menos de un mes por parte de los ruralistas, Cristina Kirchner viajará este jueves a Rosario para mantener en la planta de General Motors un encuentro con sus autoridades, que inaugurarán un sector de la fábrica. Si bien en el Gobierno dijeron que se tratará de una visita protocolar, allí estará Rossi, y no se descarta que la Presidenta realice una fuerte defensa del diputado santafecino y reitere sus críticas al campo. Los allegados a Rossi y fuentes de la Casa Rosada dijeron ayer que habrá un apoyo contundente por parte de la mandataria al jefe del bloque de diputados oficialistas.

Pero la estrategia del Gobierno no termina allí. A Rossi también lo irán a apoyar en sus recorridas proselitistas por Santa Fe diferentes funcionarios de la Casa Rosada y legisladores. Entre ellos, viajará el senador Daniel Filmus, el jefe de la Anses, Amado Boudou. También viajará un miembro del gabinete.

De hecho, el ministro del Interior, Florencio Randazzo, dijo ayer que los atacantes de Scioli y de Rossi son "antidemocráticos", y aseguró que serán "repudiados" en las elecciones.

En las expresiones de Randazzo también se esconde la estrategia oficial de emparentar a la oposición con los grupos violentos. "[Francisco] De Narváez y las patronales rurales no se pueden hacer los distraídos porque son ellos los que promueven los escraches", dijo el ministro.

El Gobierno insistirá en las salidas para acompañar al gobernador bonaerense Daniel Scioli, que el jueves pasado recibió huevazos de los ruralistas de Lobería. En estas recorridas bonaerenses se reforzará la seguridad del gobernador bonaerense. Scioli regresará pasado mañana a Lobería y se espera que se imponga, como los otros días, una riguroso operativo de seguridad para evitar nuevos incidentes.

Por su parte, el diputado Rossi adelantó a LA NACION que exigirá a la Comisión de Enlace que haga un escrito formal para repudiar los actos de violencia. "Si los dirigentes de la Comisión de Enlace emiten comunicados para exigir medidas al Gobierno, deben hacer lo mismo para repudiar estos hechos y, si no, estarán avalando la violencia", dijo Rossi.

En rigor, los referentes de las organizaciones que integran la Comisión de Enlace se pronunciaron en forma separada sobre los ataques a candidatos kirchneristas. Pero no hubo pronunciameinto formal de la entidad que reúne a la Sociedad Rural, la Federación Agraria, Coninagro y Confederaciones Rurales Argentinas. El diputado santafecino advirtió que, si continúan las agresiones, "se corre el serio peligro" de que haya enfrentamientos entre ruralistas y kirchneristas. Rossi continuará esta semana sus salidas proselitistas por pueblos rurales.

Comentá la nota