El gobierno habilita más casinos antes de promulgar o vetar la ley que los restringe

El gobernador firmó dos decretos para avalar hoteles cinco estrellas con salas de juego en Maipú y en Ciudad. Hasta tanto no se promulgue la ley que prohíbe nuevos casinos por 10 años, podrían sumarse otros emprendimientos. Jaque podría vetar lo sancionado por Diputados.
Mientras la nueva ley de casinos no llega aún a sus manos, Celso Jaque ya autorizó dos nuevos pedidos para que emprendimientos hoteleros cuenten con salas de juego en el Gran Mendoza, gracias al régimen de acogimiento de la todavía vigente ley 5775, lo que también permitiría que puedan ser aprobados otros proyectos hasta tanto no se promulgue o se vete lo sancionado por la Legislatura esta semana.

“No he visto la ley”, ha señalado Jaque en varias oportunidades y a lo largo del día.

La norma –propuesta por el demócrata Alberto Sánchez- que prohíbe la instalación de nuevos casinos por un período de 10 años fue sancionada el miércoles pasado, pero recién luego de varias idas y vueltas, ya que compitió con otros proyectos similares. Entre ellos, uno de Carlos Bianchinelli, legislador originario de Maipú, donde precisamente se radicará uno de los proyectos hoteleros con sala de juego más importante.

Se trata de Desarrollos Maipú, a ubicarse en Maza y Civit, que incluiría –además del hotel cinco estrellas-, una sala de juegos, un shopping y hasta un complejo de cines. El otro proyecto es Diplomatic Service, la torre que Presidente levanta en la calle Belgrano, de Ciudad, y que ya se encuentran en estado avanzado.

Ambos proyectos han sido aprobados gracias a dos decretos de acogimiento de la ley 5775, el martes 4 de noviembre.

Si bien desde Turismo no quisieron precisar de manera concreta la cantidad de pedidos que actualmente han recibido para instalar nuevas salas de juego privadas –que deben estar anexadas a hoteles cinco estrellas para la ciudad de Mendoza y a cuatro estrellas para el resto de la provincia-, hasta el momento pueden contabilizarse por lo menos cinco pedidos en diferente situación administrativa.

A los dos mencionados, se sumarían otros tres pedidos más. En San Martín y Luján también hay interés en contar con nuevas salas de juego, a lo que se suma el inconcluso hotel frente al shopping de Guaymallén, que en Turismo no dejan de contar. También habría otra iniciativa en el centro de esquí de Las Leñas, referido al hotel que subió de categoría –de cuatro a cinco estrellas-.

El tema es que, en tanto no se promulgue la nueva ley, estos y otros pedidos más podrán ser considerados por el Gobierno bajo el mencionado decreto de acogimiento de la ley 5775. Aún más si se considera que la ley prohibitiva no es del agrado del Ejecutivo provincial y que tuvo serias resistencias para ser tratada en el recinto y que corre serio riesgo de ser vetada por el gobernador en el marco de los diez días que se requiere para promulgarla.

Comentá la nota