El Gobierno y los gremios cerca de un acuerdo salarial

El Ejecutivo anunciaría hoy el otorgamiento de una suma fija cercana a los 500 pesos, que se pagaría en partes, hasta fin de año. Las asignaciones familiares se pagarían desde septiembre.
El Gobierno provincial intentará ponerle hoy un punto final, al menos por lo que resta del año, a las negociaciones salariales con los gremios estatales.

Fuentes oficiales confirmaron a EL SIGLO que el Poder Ejecutivo anunciaría este mediodía la decisión de otorgar a todos los empleados de la administración pública una suma fija, no remunerativa y no bonificable, de 480 pesos, aproximadamente, que sería abonada en partes, con los sueldos de octubre, noviembre y diciembre.

Además, en principio estaría acordado que el pago del aumento del 35 por ciento en las asignaciones familiares se haría retroactivo al pasado mes de septiembre, como pretenden los sindicatos, y no desde octubre, como se había anunciado la semana pasada. El encargado de formular el anuncio será el ministro de Gobierno, Edmundo Jiménez, quien ayer avanzó en las conversaciones, por separado, con referentes de las principales organizaciones sindicales de la provincia.

Por la mañana, durane una reunión de la que participó el titular de la Cartera de Salud, Pablo Yedlin, hubo un acercamiento con la Asociación de Trabajadores de la Sanidad (ATSA), en tanto que al mediodía, con la presencia de la ministra de Educación, Silvia Rojkés de Temkin, se produjo un encuentro con ATEP. También se realizaron contactos con el Frente de Gremios Estatales, con municipales del Interior y con UPCN.

Según precisaron las mismas fuentes consultadas por este matutino, las gestiones realizadas ayer tienen como objetivo garantizar que hoy se logre un acuerdo, cuando el ministro Jiménez se reúna en su despacho (en principio, la reunión sería al mediodía) con los representantes sindicales.

Por otro lado, en la reunión prevista para hoy, las autoridades reiterarían la decisión de adherirse a cualquier aumento de sueldos que disponga el Poder Ejecutivo Nacional antes de que finalice 2008.

A propósito, el gobernador José Alperovich dijo ayer que cualquier posibilidad de otorgar una mejora definitiva a los estatales tucumanos estará supeditada a lo que disponga la Nación en materia salarial. "Hace varios días que el ministro de Gobierno está trabajando sobre varios ítems, uno de ellos el salario familiar, pero no estamos en condiciones de hacer un aumento salarial, aunque siempre dijimos que vamos a seguir la política de la Nación", puntualizó.

También dijo que le dio instrucciones a Jiménez "para que negocie todo lo que se pueda" con los sindicalistas y "sea razonable", con el fin de evitar la posibilidad de un paro anunciado para el próximo jueves. "Tenemos que garantizar la paz social", resaltó.

Por Fabián López

Busquedas de temas relacionados

Comentá la nota