El Gobierno gestiona una reunión con Piñera

Jaque y el electo presidente chileno se conocieron como senadores. Ahora, desde Mendoza se impulsa una agenda de temas prioritarios.
Sebastián Piñera, el presidente electo de Chile y uno de los millonarios más encumbrados del planeta, y Celso Jaque, gobernador de Mendoza, tienen algo en común. Fueron senadores en sus respectivos países para la misma época. De ahí nació una relación que derivó con el tiempo en afinidad política y personal entre ambos funcionarios.

En la actualidad, el mandatario mendocino busca aprovechar esas "buenas migas" que hizo con el futuro presidente trasandino para coordinar las bases de la relación entre Chile y Mendoza, de aquí a los próximos años.

Por eso, el Gobierno de Mendoza está realizando gestiones diplomáticas para organizar, antes del 11 de marzo -fecha de la asunción de Piñera-, un encuentro con el líder de la derecha chilena para acordar los intereses en común y fijar los temas de agenda en cuanto a infraestructura, servicios, corredor bioceánico e intercambio comercial.

"El resultado electoral en Chile es una circunstancia. Lo que importa es que mantienen su visión estratégica en temas vinculados con la logística y el transporte", dicen en el entorno de Jaque. Sin embargo, admiten en el cuarto piso de Casa de Gobierno que el triunfo de Piñera despierta expectativas, sobre todo por las acciones para fortalecer obras como los pasos Cristo Redentor y Pehuenche.

"Jaque ya se comunicó con Piñera para transmitirle su felicitación por el triunfo obtenido en las presidenciales chilenas. Ahora vamos a empezar a trabajar con sus equipos diplomáticos para armar una reunión y proponer los temas estratégicos para la región", confirmó Mario Adaro, ministro de Gobierno y uno de los encargados, junto, al titular de Infraestructura, Francisco Pérez, de coordinar los contactos con el nuevo gobierno chileno.

El funcionario peronista, no obstante, adelantó cuáles son los temas que Mendoza propondrá como prioritarios. En la lista figuran el mejoramiento de todo el sistema de migración, aduana y logística, y los servicios del corredor bioceánico.

En ese sentido, las autoridades locales harán las gestiones pertinentes para que durante los festejos vendimiales visite la provincia el nuevo embajador chileno en Argentina, que será designado en las próximas semanas, para coordinar temas de la agenda bilateral.

En el Gobierno provincial creen que el triunfo de Piñera le puede traer más de una satisfacción a Mendoza como cabecera de la región. Es que el hasta ahora dueño de la línea aérea Lan y el club Colo Colo, además de otras importantes empresas chilenas, ha expresado que en sus planes está reimpulsar los proyectos de integración física entre Argentina y Chile.

En materia de pasos cordilleranos, Piñera considera que tienen más factibilidades aquellos que son más económicos en su realización, como el Paso Pehuenche mendocino, por ejemplo. Por esto mismo, la misma noticia no es bien vista en San Juan (ver aparte).

"Es de esperar que, por su visión estratégica y su perfil empresario, Piñera quiera ahora fortalecer el corredor internacional porque es la vía más importante y sigue siendo la más viable, en comparación con otras propuestas que generan inversiones cuasimillonarias", se entusiasman en el entorno de Jaque.

Consultadas por Los Andes, fuentes allegadas al equipo de campaña de Piñera expresaron que "Argentina seguirá siendo el país con el cual tenemos más desarrollada nuestra integración y nuestra política de buena vecindad. Es un país con el cual compartimos más de 4 mil kilómetros de frontera, una de las más extensas en el mundo y la relación debe continuar basada en el pilar fundamental que fue el Tratado de Paz y Amistad del año 1984".

Sin embargo, resaltan que la integración bilateral tiene varios aspectos pendientes. Afirman: "La relación entre ambos países tiene potenciales que no están debidamente aprovechados. Parece una contradicción que construyamos puentes para acercarnos e inmediatamente aduanas para separarnos. Todo lo que sea para facilitar la integración y el intercambio de bienes y la movilidad de personas haciendo aduanas más integradas, es parte fundamental del programa con Argentina".

Existen, además, razones geopolíticas que podrían profundizar la "sintonía" con el nuevo gobierno chileno. Cordillera mediante, Mendoza está justo enfrente de las Cuarta, Quinta y Sexta regiones, además de la capital, Santiago. Todos esos Estados tienen algo en común: son gobernados por políticos de la misma línea política de Piñera.

"Con el triunfo de Piñera tanto la relación de Chile con Argentina y con Mendoza en particular, se van a ver fortalecidas", destaca Adaro, al tiempo que no duda en afirmar que "confiamos en que Chile va a represtigiar los pasos Cristo Redentor y Pehuenche, y a Mendoza como un polo protagónico dentro del corredor bioceánico".

Comentá la nota