El Gobierno frenó los créditos hipotecarios de la ANSeS para viviendas usadas

El Gobierno frenó los créditos hipotecarios de la ANSeS para viviendas usadas
Ante la decisión, el Banco Hipotecario puso en marcha una línea financiada con fondos propios con un costo financiero total de 25%. Los créditos fondeados por la ANSeS tenían un costo del 21%
Al menos en lo que queda del año, la "misión" de solicitar un crédito hipotecario para adquisición de vivienda usada con recursos de la ANSeS y a través del Banco Hipotecario, podría tornarse en poco menos que "imposible". En los últimos días, el Gobierno nacional ha decidido concentrar los recursos de la ANSeS aplicados a las líneas hipotecarias a través del Banco Hipotecario, a los endeudamientos que estén destinados a adquisición de viviendas nuevas, a la construcción, o a la ampliación y refacción.

Fuentes cercanas a la gestión y administración de estas líneas señalaron que, hasta hoy, el 90% de los créditos otorgados ya tenían implícita la premisa de focalizar el otorgamiento del crédito en aquellas solicitudes que apuntaran a este fin.

"El Gobierno nacional quiere fomentar la actividad económica y la construcción es una de las maquinarias más eficientes para hacer esto", señaló la fuente, "por eso ha decidido concentrar los recursos pautados para lo que queda del año en líneas que lo contemplan".

Consultado sobre la posibilidad de volver a poner en marcha la línea para adquisición de vivienda usada (siempre con recursos de la ANSeS) a partir de los primeros meses de 2010, la fuente dijo desconocer cuáles serán las prioridades entonces, al tiempo que se encargó de negar la posibilidad de que esa línea hoy en stand by, quede cerrada en forma definitiva. Sí, en cambio, señaló que aquellos que habían realizado las tramitaciones pertinentes, si bien con demoras, esas gestiones "deberían seguir curso normal".

Nueva línea a tasa fija

Ante este cambio de planes, la gente del Hipotecario no se ha quedado de brazos cruzados. Señalan que en la entidad han decidido dar de alta una línea crediticia que no le va en zaga a la que tenía en marcha el Gobierno con recursos de la ANSeS, con el fin de atajar la gran demanda que existe puntualmente en este producto.

La principal diferencia de la nueva línea radica en que el dinero para fondearla será del mismo banco. La entidad ha dispuesto que esta línea para adquisición de vivienda usada pueda financiar hasta un 70% del valor del inmueble con una tasa de 19,25% y un Costo Financiero Total (incluye intereses, comisión de administración, etc.) de 25%, a un plazo de 15 años. Con financiamiento de la ANSeS, el costo era del 21%.

Hoy un crédito para adquisición de vivienda nueva con recursos de la ANSeS financia hasta el 70% del valor de la vivienda a adquirir con un plazo de reembolso que puede ir de 10 a 15 años y a un CFT de 17,98%. Para créditos con destino de construcción, financia hasta el 100%* del valor de la obra con un plazo de reembolso de 10, 15 o 20 años y un CFT de 14,53% mientras que para créditos con destino a ampliación/terminación de viviendas a 15 años de plazo el CFT es de 13,99%."No implica un cambio en las líneas que daba el banco con la ANSeS, aunque es probable que las líneas con fondeo de ANSeS se focalicen solamente en destinos constructivos", dijeron.

Si bien en el Banco Hipotecario prefirieron no hacer comentarios, sí reconocieron que han dado de alta la nueva línea crediticia. Una fuente de la entidad señaló que "la nueva línea para adquisición de vivienda del banco se destaca porque es de las pocas que hay a tasa fija en la plaza".

Con la inquietante premisa de amortiguar el grave problema del déficit habitacional en el país, a fines de mayo el Gobierno impulsó a través del Banco Hipotecario una línea de créditos destinados a viviendas. Lo hizo dirigiendo recursos de la ANSeS. A septiembre del corriente, en la entidad llevaban realizadas más de 1.500 escrituras aunque la meta que se fijaron en el Banco se ubicaba sensiblemente por encima de ese número. Con referencia al fondeo, una vez lanzado, la ANSeS prometió aportar u$s 1.500 millones para llegar a esa meta: u$s 300 millones este año, u$s 600 millones en 2010 y más en 2011.

Comentá la nota