El Gobierno finalmente aprobó la fusión de Disco y Jumbo

La operación entre ambas cadenas se había iniciado en 2004 y se convirtió en el proceso de fusión entre dos compañías más largo de la historia argentina
A casi cinco años de haberse iniciado el proceso, se cumplirían el próximo cinco de marzo, el Gobierno finalmente dio el visto bueno a la unión entre los supermercados Disco y Jumbo. Se trata de una operación que se había iniciado en 2004 y que se convirtió en el proceso de fusión entre dos compañías más largo de la historia argentina.

Ayer, el grupo Cencosud, propietario de ambas cadenas, dio a conocer un dictamen de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), que aprobó sin condicionamientos la adquisición del paquete accionario de Disco por parte de Jumbo por un monto cercano a los u$s 315 millones.

La resolución del organismo oficial tiene fecha del 30 de diciembre pasado y constituye el cierre definitivo de una transacción que también tuvo sus derivaciones en el ámbito judicial luego de que varios sectores se opusieron a la fusión y llevaron sus reclamos ante los tribunales.

El organismo, bajo control del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, es la única dependencia autorizada para evaluar la estructura del mercado en el que se da la fusión.

Según el comunicado de Cencosud, “la actividad de Jumbo y las cadenas Disco y Súper Vea se desarrolla a través de Jumbo Retail, unidad de negocios de Cencosud. Las tres cadenas de la compañía ofrecen a los distintos segmentos de consumidores la combinación perfecta de productos, precio y calidad”.

En el país, Jumbo Retail cuenta con 16 hipermercados Jumbo, 117 supermercados Disco y 122 locales de Súper Vea.

A mediados del año pasado el holding que preside Hörst Paulmann había anunciado un ambicioso plan de expansión en Argentina que, en octubre debió ser congelado por las consecuencias negativas que para Cencosud trajo la crisis financiera internacional.

Con respecto a la fusión entre las actividades de Disco y Jumbo, la resolución oficial sólo tiene un valor meramente formal ya que desde hace, por lo menos tres años ejecutivos de Cencosud desembarcaron de hecho en la ex cadena del holding holandés Ahold, sin haber esperado el dictamen oficial.

El elegido para esta tarea fue Stephan Krause, uno de los ejecutivos de mayor peso del holding chileno en Argentina. Incluso, a mitad del año pasado, una asamblea de accionistas de Jumbo había aprobado la disolución de Disco.

Lo que aun resta por conocer son las derivaciones que esta decisión tendrá en los trámites judiciales pendientes de resolución y que dan forma a una compleja trama plagada de denuncias que, por lo menos hasta el último día del año pasado impedían darle un punto final a la operación.

En 2004, por ejemplo, la venta despertó críticas en Argentina y también en Uruguay, donde Royal Ahold tenía negocios con la familia Peirano, a cargo del 44% de la cadena supermercadista, y del Grupo Velox, que fueron acusados de fraude.

También varias asociaciones de defensa de consumidores interpusieron amparos judiciales argumentando que la fusión generaba una “peligrosa posición dominante”.

Se sostenía además que la CNDC carecía de quórum, que el Tribunal de Defensa de la Competencia no se había constituido tal como lo marca la Ley de Defensa de la Competencia y que, por lo tanto, el Gobierno no tenía capacidad de analizar el proceso.

Comentá la nota